Inicio Seguridad Laboral Turnos rotativos, insalubridad y la vida a destiempo.

Turnos rotativos, insalubridad y la vida a destiempo.

Los turnos rotativos como ataque a la salud de los trabajadores.

Uno de los factores mas críticos es el descanso físico. Las personas que trabajan de noche utilizan mas energía y recursos vitales mientras que la calidad del sueño que obtienen durante el día hace poco probable que se reparen los daños que puedan causar en la salud. Por lo tanto, si el esfuerzo en el trabajo nocturno es mayor, el corazón deberá adaptarse a ese esfuerzo para hacer frente a las demandas del organismo.

En el plano de manifestaciones digestivas, los trabajadores de turno suelen comer a disgusto y con poco apetito al estar obligados a saltear la comida principal. En algunas ocasiones deben dejar de lado alguna comida, especialmente en el trabajo a turnos ( el desayuno después del turno noche).Suele haber un aumento del consumo de café, tabaco y excitantes para combatir el sueño, esto puede ocasionar gastritis, reflujo gastroesofagico, estreñimiento,  ulcera de estomago. El riesgo es 3.9 veces mayor que en trabajadores que desempeñan turnos fijos.

La ganancia de las empresas a costa de la salud obrera.

Según la ley de contrato de trabajo, Ley 20.744 “la jornada laboral no debe tener mas de 6 horas diarias cuando las condiciones, la forma o la naturaleza del trabajo afectan la salud”. En el caso de los trabajadores de la refinería Shell/Raizen tal debate se impone no solamente por el problema de los turnos rotativos sino por la exposición a contaminantes sólidos, líquidos, y gaseosos, por el trabajo con productos altamente inflamables e incluso exposicion a campo magnético.

Porque las empresas organizan un plantel con este esquema tan perjudicial hacia la salud?

La justificación que emiten esta basada en mantener una producción full time, hablamos de empresas que por su complejidad no paran nunca de producir.

Ante esto el esquema de turnos se impone para garantizar un plantel de empleados 24 horas. Pero a pesar de esta realidad, en la producción los turnos diarios son de 8 horas, o en algunos casos de 12 horas, todos dentro del esquema de 48 horas semanales. Sin embargo, partiendo de lo planteado por el Centro Internacional de Estudios sobre el Cancer (IARC) donde catalogan tanto el trabajo en turnos rotativos dentro del segundo grupo de factores de riesgo, es necesario abrir el debate sobre si los turnos rotativos deberían catalogarse como trabajo insalubre.

Fotografía

Nuestro diario

Ingresá a leer todas las noticias en nuestro diario: Prensa Libre Online