Inicio Los grupos y sus características.
Array

Los grupos y sus características.

Lewin fue el primero en utilizar la expresión de dinámica de grupo para designar todo el conjunto de fenómenos que tienen lugar en la vida de un grupo. Enfatizaba el carácter dinámico de un grupo al pasar éste por diferentes fases en su constitución y desarrollo. Consideraba importante tener en cuenta las interrelaciones que existen entre las personas que componen un grupo, ya que, el cambio en una de ellas provoca una transformación en todo el conjunto. Considerada desde esta perspectiva, la dinámica de grupos aparece como un proceso natural, consustancial a la existencia de cualquier grupo.
Normalmente los grupos ayudan a la persona a satisfacer sus necesidades esenciales, tales como: desempeñar su rol social, necesidad de afecto, necesidad de sentirse unidos a otras personas y también como medio para descubrirse a uno mismo como persona (sus habilidades de comunicación, tolerancia, respeto, etc.).
Debido a esta gran variedad de necesidades se establecen diversos tipos de grupos con distintas estructuras y distintas relaciones interpersonales entre sus miembros, entre los mismos destacamos las diferencias entre:

  • Grupos primarios o grupos de pertenencia: en los que sus miembros se hayan ligados por lazos emocionales y sus interacciones son cara a cara, (la familia, por ejemplo).
  • Grupos secundarios o grupos de referencia: mantienen relaciones más impersonales y formales. Éste grupo es el medio para lograr otros fines, (los compañeros de trabajo, por ejemplo).

Según el nivel de formalidad podemos distinguir entre:

  • Grupos formales: que se regulan a través de normas para conseguir ciertos objetivos (una asociación de vecinos, por ejemplo).
  • Grupos informales: responden a un proceso espontáneo de interacción mutua (un grupo de amigos, por ejemplo).

Las distintas fases por las que pasa un grupo a lo largo de su evolución las podemos diferenciar de la siguiente forma:
1. Etapa de exploración: la estructura del grupo es provisional y es cuando aparecen las primeras normas. Es el inicio del grupo y el terapeuta debe favorecer el conocimiento de los integrantes a través de dinámicas de presentación y de conocimiento.
2. Conflicto entre la consolidación de las normas y su revisión: El grupo acepta las normas, pero estas requieren un ajuste a las características de las personas que lo forman, no obstante hay una “luna de miel” entre los integrantes. (Se suelen trabajar con dinámicas de autoestima, comunicación y dinámicas iniciales de habilidades sociales).
3. Aparecen nuevas normas y una nueva estructura: La estructura es más igualitaria y el liderazgo se reparte, el animador ayuda a aclarar cuestiones, sentimientos y problemas de comunicación. Es la etapa de desarrollo grupal en la que éste tiene que empezar a enfrentarse a su tarea. (Se suele trabajar con dinámicas de habilidades sociales más difíciles).
4. Etapa de madurez: el grupo afronta la resolución de problemas y está preparado para finalizar. (Se trabaja con dinámicas de resolución de conflictos y si el grupo va a finalizar se trabaja la despedida, nunca se debería de dejar de tratar este tema, por la relevancia emocional del mismo).

Reservá tus vacaciones

Fotografía