Inicio Bitrenes: más carga, menos tiempo, más productividad - Prof. Soto, Logística
Array

Bitrenes: más carga, menos tiempo, más productividad – Prof. Soto, Logística

La incorporación de los camiones denominados «bitrenes», que permiten transportar hasta el doble de capacidad de lo que puede uno tradicional, generará inversiones por US$ 100 millones sólo en el primer año de funcionamiento y posibilitará un ahorro de 35% en el costo de la tonelada por kilómetro, para las cargas a granel, aseguraron a Télam empresarios miembros de un grupo que trabaja junto al Gobierno para su instrumentación.

«El uso de los bitrenes posibilitará un ahorro significativo del costo logístico. Hay un trabajo conjunto con el Gobierno. Va a significar una inversión de US$ 100 millones en el primer año por parte de quienes queremos participar de esto», subrayó el gerente general de Masisa, Luciano Tiburzi.

Desde la fábrica en Concordia, Entre Ríos, cuesta aproximadamente US$ 45 el metro cúbico por kilómetro para llegar al puerto y la misma cifra para llegar en barco a Canadá. Tiburzi indicó “sería deseable tener un tren que es más eficiente, pero es un proyecto a largo plazo. Hay una alternativa a mano que es la de permitir el uso de los bitrenes.”

Cada bitren cuesta US$ 300.000, con lo cual la inversión para los usuarios no es elevada, teniendo en cuenta que un camión tradicional vale US$ 200.000, pero transporta la mitad.

El bitren es un vehículo de carga conformado por una unidad tractora (camión) con dos semirremolques que se articulan entre sí mediante un sistema de enganche tipo “V”, conocido también como “quinta rueda”.

Son vehículos de alta tecnología que surgen para bajar costos operativos. Son más seguros y causan menos impacto sobre las rutas que los camiones convencionales.

Los largos de un bitren varían desde los 22,40 mts hasta los 30,25 mts, lo que permite trabajar con la longitud adecuada según el tipo de mercadería a transportar, logrando una carga óptima. Todas las configuraciones cuentan con excelente relación potencia peso lo que asegura gran capacidad de reacción en sobrepasos y en pendientes pronunciadas.

Esta modalidad de transporte tiene suspensión neumática tanto en el tractor como en los semirremolques lo que proporciona un menor deterioro del asfalto, mayor cuidado de la carga, un óptimo confort a bordo y altos niveles de seguridad.

Los bitrenes pueden transportar entre un 76 y 90 por ciento más de carga que las formaciones convencionales actuales: el peso neto de carga aumenta de 29 a 54 toneladas, pero con 19% menor de peso por eje, lo que reduce el daño a la infraestructura vial en un 56%.

A nivel gubernamental, los bitrenes son importantes porque ofrecen seguridad, menor consumo de combustible y menor rotura en los caminos. Además, son fabricados por argentinos, con material local, lo que significa creación de empleo e inversión genuina en el país.

«Teniendo en cuenta la incidencia que tiene el costo de transporte en el precio del producto, su aumento en los últimos años y la elevada participación del camión en el transporte de la producción, cualquier medida orientada a mejorar la competitividad de los productos argentinos debe considerar este factor fundamental en la cadena de distribución», describe un estudio realizado por el Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral).

Teniendo en cuenta la necesidad de productores y exportadores, desde la Secretaría de Industria dijeron que es una iniciativa que se está impulsando ya que impacta directamente en la reducción de los costos logísticos de las empresas.

Gabriel Vienni, jefe del Departamento PyMI, Desarrollo Regional y Transporte de la Unión Industrial Argentina (UIA), aseguró que «en un escenario de fuerte crecimiento de los costos logísticos (entre enero de 2016 y febrero de 2017 crecieron 36,5% en pesos y 19% en dólares), la implementación de los bitrenes permitiría compensar algunos costos que son actualmente mayores en la Argentina que en otros países de la región».

El decreto 574/2014 firmado por la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner autorizo la circulación de estas unidades de carga.

Mediante la disposición 2/2015 y la resolución 1132/2015 sancionadas en conjunto por la Secretaría de Industria y la Subsecretaría de Transporte Automotor se estableció la normativa que aprueba los requisitos técnicos de seguridad activa y pasiva para las mismas; así también la circulación por corredores viales autorizados expresamente.

Mientras se espera la normativa que determine los corredores por dónde podrán transitar a nivel nacional, la provincia de San Luis, hace su propia experiencia.

El distrito comenzó con un plan piloto en 2009 y actualmente cuentan con 16 unidades en pleno funcionamiento.

Esta iniciativa es parte de un plan que tiene como eje posicionar a San Luis como centro logístico del país e incluye el desarrollo de una Zona de Actividades donde funciona la locomotora «La Puntana» que la conecta con Rosario y Buenos Aires, una zona franca y una aduanera. Hoy, la representación de las exportaciones es de 86% mientras que el de las importaciones asciende a 14% del total de las operaciones de comercio exterior realizadas en 2016. Por cercanía, el principal socio comercial para las exportaciones de San Luis es Chile, pero se destaca la incorporación de otros destinos como Nueva Zelanda, Australia, Túnez, México, Kenia y Reino Unido.

Se espera que se habilite a nivel nacional el uso de bitrenes porque potenciará el comercio con otras regiones del país y el acceso a centros de transferencia de cargas y puertos.

Artículo anteriorEl consumo no reacciona
Artículo siguienteDiseño de un espacio interior

Reservá tus vacaciones

Fotografía