Inicio El empleo sigue estancado y en un mes sólo se crearon 1.300...
Array

El empleo sigue estancado y en un mes sólo se crearon 1.300 puestos de trabajo

En el mes de Marzo, se registró un aumento del empleo privado en relación de dependencia y entre los monotributistas sociales. Se detuvo el crecimiento del empleo público y disminuyó el trabajo del personal doméstico y por cuenta propia tanto de monotributistas como de autónomos.

Respecto de Febrero sólo se crearon 1300 puestos de trabajo en blanco.

Hubo crecimiento en puestos de trabajo en cuanto a la construcción, los servicios sociales y salud, y la enseñanza privada; pero el sector industrial se encuentra en caída. En Abril se registró un aumento del 0,1% solamente en estos sectores.

Entre Marzo de 2016 y Marzo de 2017, se registró una suba en el número de asalariados privados, pero en estas subas no están comprendidos los sectores comerciales, la industria manufacturera, servicios sociales y personales, hoteles y restaurantes que, por el contrario, han bajado.

Según el Ministerio de Trabajo, ha crecido el número de asalariados formales pero ha disminuido en cuanto a las categorías independientes.

En marzo, los salarios brutos (antes de los descuentos) de los trabajadores privados formales fueron de $ 23.655, mientras la mitad percibió menos de $ 17.694.

Los sueldos más bajos se encuentran en el agro, hoteles y restaurantes y la enseñanza, a diferencia del sector minero, los servicios de agua, electricidad y gas, y el sector financiero que en este caso son más altos.

Actualmente, la gran mayoría de las empresas no prevé tomar personal. Según la Encuesta de Indicadores Laborales, el 85% de las empresas encuestadas espera mantener estable sus dotaciones para los próximos tres meses, el 9,8% piensa aumentarla y el 4,7% considera que su dotación disminuirá.

El desempleo es uno de los problemas que genera preocupación en la sociedad en la actualidad. Las personas desempleadas, al no tener una fuente de ingresos, se les imposibilita poder obtener recursos para sí mismos como para sus familias.

La inestabilidad política y económica de nuestro país que causas grandes estragos en la población, la falta de inversiones en industrias que generen empleos a la sociedad, la crisis por la que atravesamos es uno de los factores principales que generan despidos masivos del personal, debido a la falta de recursos para laborar y continuar pagando los salarios a los empleados; así como la mala planeación financiera y estratégica, fuga de capitales hacia otros países, cierre de empresas generadoras de empleos, etc.

La explosión demográfica, es otro factor importante en este fenómeno, que ocasiona que los números de personas que requieren trabajo sean muchísimo mayores a las oportunidades y vacantes que hay disponibles, también la inflación, falta de preparación y experiencia son causas importantes de este problema, debido a que cada vez hay mayor deserción en las escuelas lo que a su vez genera que las personas no cuenten con la preparación y conocimientos requeridos por las empresas, industrias, etc. para calificar a los puestos que ofrecen.

La inflación es uno de los enemigos de la clase baja de una sociedad. Al haber desempleo, las familias no tienen los ingresos suficientes para comprar los bienes o servicios que se les ofrece, por ende, esto genera que las unidades productivas bajen sus niveles de producción y no se pueda continuar con el ciclo económico normal por cuanto se da una brecha en la demanda.

Cabe destacar que luego de la crisis del 2001, Argentina tuvo una tasa de desempleo del 21,5%.

Actualmente, según el INDEC, la tasa de desempleo es del 7,6%.

Esta tasa de 7,6%, según afirman por parte del gobierno nacional, es un “sinceramiento estadístico” ya que en el gobierno de Cristina Kirchner los índices fueron manipulados.

Bajo el gobierno de Mauricio Macri, nuestro país cerró el 2016 con miles de despidos y suspensiones. Según el Centro de Economía Política Argentina, entre Diciembre de 2015 y Enero de 2017 hubo 246.466 despidos y suspensiones.

Entre esos despidos y suspensiones, la industria metalúrgica, el sector textil, automotriz, el sector petrolero, electrónica y electrodomésticos como así también, el sector alimentario fueron los más afectados.

El plano argentino del 2017, está plagado de protestas y descontento social. Muchas empresas han cerrado sus puertas o despedido trabajadores, debido al aumento en los impuestos y servicios, como por la baja en la demanda, entre otras razones: y esto ha traído como consecuencia que muchas personas hayan perdido sus puestos de trabajo.

En Argentina, el desempleo de los jóvenes constituye un verdadero derroche de recursos humanos, que a la larga perjudica tanto a los afectados como a sus familiares. Este fenómeno suele ir aparejado con un crecimiento de la criminalidad y la aparición de grupos desfavorecidos que generalmente tienen  sus propias reglas y formas de subcultura. Ascienden los índices de homicidios, violaciones, delitos relacionados con drogas, suicidios, número de presos, etc.

También aumenta la proporción de trabajadores de mayor edad que son excluidos del mercado de trabajo.

El Presidente Macri prepara un proyecto de “flexibilización laboral” el cual es muy criticado por la oposición. El objetivo es facilitar la contratación de nuevos empleados en empresas privadas por un período de tiempo y que las compañías tengan la facilidad para terminar la relación. Esta iniciativa debe ser aprobada por ley.

Fuente: https://www.ieco.clarin.com/ieco/empleo-repunte-asalariados-caidas-trabajadores-independientes_0_HJOfjshbW.html

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía