En esta nota voy a contar que son los incoterms. Para ello voy a empezar hablando brevemente de importación y la importancia de los Incoterms en prácticas comerciales y por último una nota que hablan las cámaras que nuclean a los importadores y exportadores.

En economía, una importación es cualquier bien o servicio recibido desde otro país generalmente para su intercambio, venta o incrementar los servicios locales llevados a cabo bajo condiciones específicas.

La importación es el transporte legítimo de bienes y servicios nacionales exportados por un país pretendido para su uso o consumo en el interior de otro país. Las importaciones son generalmente llevadas a cabo bajo condiciones específicas…

Las importaciones permiten a los ciudadanos adquirir productos que en su país no se producen, o más baratos o de mayor calidad según la teoría económica ricardiano. Al realizarse importaciones de productos más económicos, automáticamente se está libran dinero para que los ciudadanos ahorren, inviertan o gasten en nuevos productos, aumentando la riqueza de la población, pero sabemos que en la realidad del capitalismo actual esto dista mucho de cumplirse.

Existen tres formas de financiar las importaciones:

  1. Con un saldo comercial favorable; es decir, exportando más de lo que se importa.
  2. Con ingreso de capitales al país (turismo, inversión extranjera, etc.).
  3. Con endeudamiento público.

Es muy difícil que un país importe sin recurrir al endeudamiento ni a un tipo de cambio fijo, ya que por lo general los estados intervienen tomando deuda o fijando tipos de cambio que no reflejan las preferencias de los ciudadanos.

 

INCOTERMS

La Comisión de Prácticas Comerciales de la Cámara de Comercio Internacional desarrolló lo que se ha dado en llamar “INCOTERMS”, vocablo procedente de la expresión inglesa “International Commercial Terms”. Se pretendía con ello que con independencia de la nacionalidad de las partes, o el lugar geográfico de su uso, los implicados pudiesen en todo momento saber cual eran los derechos y obligaciones de cada una de ellas en un contrato determinado.

Los INCOTERMS, carecen de toda fuerza normativa o legal, obteniendo su reconocimiento de su cotidiano y constante uso a nivel mundial, por lo que para que sean de aplicación a un contrato determinado, éste deberá especificarlo así.

Los INCOTERMS contienen un total de trece posiciones, o tipos de contratos diferentes, que pueden luego, mediante el uso de determinadas cláusulas, modificarse parcialmente. Además, a lo largo de su existencia han sufrido sucesivos cambios y modificaciones, para adaptarlos a los cambios en los usos comerciales, técnicas, avances tecnológicos, etc. La última edición corresponde a 1990, que se halla todavía en vigor.

 

Nota
Hoy las cámaras que nuclean a importadores y exportadores manifestaron las preocupaciones de cada sector. Los primeros señalaron que “no existe un aluvión de importaciones que amenacen la industria nacional”, que la “emergencia aduanera” es perjudicial; y los segundos reclamaron por los subsidios chinos al maíz , trigo y arroz, que fueron denunciados por la Organización Mundial de Comercio y “afectan a las exportaciones argentinas“.

La Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA) llamó a “tomar nota” a la embajada argentina en China respecto de que el gigante asiático “continúa con subsidios al maíz, trigo y arroz no cumpliendo sus compromisos ante la OMC”, y estos programas “afectan a las exportaciones argentinas y al comercio internacional de esos productos”.

El presidente de la entidad, Enrique Mantilla, explicó en el comunicado que China fue denunciada ante el organismo internacional por “no declarar 200 programas de subsidios” y por exceder en nivel “minimis del 8,5%” para las producciones de maíz, trigo y arroz”.

El directivo pidió por “hacer un seguimiento profesional de la relación con China teniendo en cuenta además la sobrecapacidad en industrias básicas estatalizadas”.

Por otro lado, el comunicado firmado por Ruben Oscar García, el presidente de la Cámara de Importadores, señaló que “no existe un aluvión de importaciones que amenacen la industria nacional”, ya que los empresarios del sector siguen “pidiendo permiso” para importar.

Además, consideran que declarar una “emergencia aduanera por 120 días” (proyecto del Frente Renovador para endurecer el control en las importaciones), sería perjudicial y “frenaría la reactivación económica“, y los esfuerzos “en pos de captar inversión”.

Si bien CIRA reconoce que la Subsecretaría de Comercio Exterior puede observar a través del Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) los “desvíos que amenacen aquellos sectores productivos y competitivos que merecen ser impulsados”, también advierte que la situación de las importaciones en 2016 está lejos “de alcanzar los niveles que supo tener en momentos de alto proteccionismo(2011 y 2013)”.

El comunicado señala que la relación importaciones/PBI de Argentina en 2015 (10,2%) fue “inferior al promedio de la década 2004-2010 (12,5%)”, y muy parecida a la de Brasil (10,1%).

CIRA proyecta un valor similar para Argentina en 2016 y compara el ratio con tres países (todos tienen tratados de libre comercio con Estados Unidos), “Colombia (18,4%), México (35,4%), o Chile (26,2%)”, y se pregunta “¿Dónde está el aluvión importador?”.

TRABAJO PRACTICO DE IMPORTACIÓN

Aluma: Casafú, Mariel Lorena

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here