La Ley

La Ley

Las leyes están hechas por los humanos que, atreves de un acuerdo general deciden hacer un conjunto de reglas para convivir en paz. Nos dicen cómo debemos vivir para no tener problemas con nuestros vecinos y quien no respeta estas indicaciones deberá someterse a las consecuencias, que dependiendo de la gravedad de la falta, será más severa.

Las normas jurídicas y las leyes establecen los derechos y las obligaciones de las personas, que están obligadas a cumplirlas, y quien se encargara de velar para que esto ocurra es el Estado.

Las leyes pueden ser modificadas, si así resultara  necesario, ya que si no se modifican quedarían derogadas y no  servirían para regular lo que la sociedad necesite.

Las leyes delimitan el libre albedrio de las personas en la sociedad. Se podría decir que es el control externo para la conducta humana. La ley constituye una de las fuentes del derecho, considerada la más importante, y para ser expedida, requiere de una autoridad competente, es decir, el órgano legislativo.

Casi todas nuestras actividades están regidas de una manera u otra por normas, especialmente, los juegos, los clubes sociales, los deportes y el trabajo. Las reglas de la moral y de la costumbre determinan igualmente de manera importante las acciones que se permiten y las que no se  permiten. No obstante, ciertas reglas, que son establecidas por el gobierno y los tribunales, son llamadas “leyes”. Las leyes son parecidas a las reglas de la moral, pues pretenden controlar o modificar nuestro comportamiento. Lo que distingue a las leyes de las reglas de la moral, es que las primeras son aplicadas por los tribunales. La persona que contravenga una ley, esté de acuerdo con esa ley o no, puede ser condenada a pagar una multa por daños y perjuicios, o incluso recibir una pena de cárcel.

Si no viviéramos en una sociedad organizada, no serian necesarias las leyes. Cada cual haría lo que se le de la gana, haciendo poco caso a los demás. Pero desde que los individuos han establecido leyes entre ellos, es decir desde que viven en sociedad, las leyes constituyen el vinculo que los une. Hay algunas leyes que reglamentan asuntos comerciales y permiten dar por sentado que ambas partes respetaran sus compromisos. Las leyes que prohíben las actividades criminales son las que protegen nuestras vidas y nuestros bienes.

Incluso en una sociedad bien organizada, existen mal entendidos y conflictos entre los ciudadanos. La ley debe estipular un medio para resolver estos conflictos de manera pacífica. Tenemos por tanto necesidad de leyes que garanticen una sociedad segura y pacífica, en la que se respeten los derechos de cada cual.

La ley debe ser equitativa, debe reconocer y proteger ciertos derechos fundamentales, especialmente la igualdad y la libertad, y pretende impedir que grupos o personas favorecidas se  beneficien de esa ventaja para explotar a esas personas menos favorecidas.

La ley es un conjunto de reglas aplicadas a una sociedad determinada, pretendiendo proteger las libertades los derechos fundamentales y garantizar a cada persona un tratamiento equitativo. Estas reglas se dividen en dos grandes categorías: El derecho público y el derecho privado.

En el derecho público las reglas rigen para asuntos referentes a la sociedad en su conjunto. Aquí entra el derecho penal, el constitucional y el administrativo. En el derecho privado las reglas rigen para las relaciones entre particulares, por ejemplo, derechos ligados a la familia, contratos, bienes y la responsabilidad civil.

En definitiva, las leyes son indispensables en todas las sociedades humanas, pues son las pautas y reglas que normalizan la conducta. Si no existieran, la vida en sociedad seria mucho mas complicada y la convivencia seria caótica.

Artículo anteriorTurismo Deportivo

Fotografía

Nuestro diario

Ingresá a leer todas las noticias en nuestro diario: Prensa Libre Online