Turismo Negro

El turismo negro es una rama del turismo que se centra en visitar lugares marcados por la tragedia del país, ciudad o región. Muchas personas lo consideran extraño y para nada atractivo al escuchar de qué trata, pero este tipo de turismo es de gran interés para muchos. Lugares como Chernobyl, el bosque de los suicidas o el barrio de Whitechappel, conocido por los asesinatos de prostitutas atribuidos a Jack el Destripador, encabezan las listas del turismo negro. También es considerado polémico, ya que al comercializar lugares marcados por tragedias se cree que es una falta de respeto para aquellos que perdieron sus vidas o familias, incluso se considera irrespetuosos a los turistas a la hora de hacerse selfies en lugares como Chernobyl, ya que este fue explotado de turistas después de la serie que lanzó HBO que retrataba la tragedia.

A continuación daré un par de ejemplos de destinos considerados dentro del turismo negro.

  • Hiroshima: zona de Japón que Estados Unidos bombardeó en el ’45 como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. Hoy en día es una zona bastante popular dentro de este tipo de turismo, si bien no hay tours guiados por la zona, se puede encontrar el lugar donde cayó la bomba casi en el centro de la cuidad, cerca de ahí, en un parque, existe una gran tumba que conmemora a los fallecidos. También se encuentra un monumento dedicado a una niña llamada Sadako Sasaki, fallecida por una enfermedad causada por la radiación, su historia de hacer 1000 grullas de papel para poder pedir un deseo conmovió de tal manera que niños de todo el mundo se acercan al monumento para dejar esas figuritas y exponerlas allí.
  • Sachsenhausen (campo de concentración alemán): uno de los tantos campos a los que enviaban a los que nacían bajo la religión judía. Al entrar a el, los muros de este exponen la historia del lugar, después se encuentran lugares como los pabellones, casinos diseñados para los guardias, la casa del comandante, prisiones (también diseñadas para los alemanes considerados traidores), cámaras de gas, hoyos de fusilamiento, morgue y la torre de vigilancia. Dentro de esta última se exponen cartas que mandaban los recluidos a sus seres queridos, fotos de estos trabajando con el uniforme a rayas que les ordenaban usar y dibujos, estos mostraban la brutalidad que los alemanes ejercían contra ellos cuando desobedecían sus ordenes.

Este tipo de turismo puede considerarse extraño, pero lo cierto es que la historia ha convertido a estos lugares marcados por la tragedia en sitios turísticos, por lo que no es de extrañar que sean cada vez más solicitados por los turistas.

Reservá tus vacaciones

Booking.com

Fotografía