Inicio Seguridad Laboral Movimientos repetitivos en tareas de limpieza.

Movimientos repetitivos en tareas de limpieza.

Las tareas que realiza el personal de limpieza: como barrer, fregar, limpiar el polvo, sacar basura en habitaciones y zonas comunes: limpieza de camas, baños, azulejos, ventanas, balcones, luminaria, mobiliarios son directas a provocar molestias en el cuerpo.
Se entiende como movimientos repetitivos porque son movimientos continuos mantenidos provocando fatiga muscular, sobrecarga, dolor y por ultimo lesión.
Las lesiones pueden ser trastornos musculoequeléticos que pueden afectar a las extremidades superiores, inferiores, incluido los hombros y el cuello, la muñeca los codos y las rodillas.
Aspectos ergonómicos:
Los principales problemas ergonómicos en las tareas de limpieza se derivan de aspectos como la postura, repetitividad y fuerzas aplicadas.
o Barrer y Fregar: movimientos repetitivos de flexión de brazos y codos y de torsión de tronco; fuerza intensa: de empuje al pasar el mocho. Evite la inclinación de la cabeza realizando estas tareas, así como escoger los hombros, ya que produce tensión muscular y molestias en la zona lumbar, si esta postura se repite con el tiempo puede provocar lesiones mas graves.
o Limpiar muebles: posturas muy variadas (frecuentes los movimientos repetitivos de mano-muñeca y de flexión de brazos); flexión y/o inclinación de tronco para alcanzar a los lugares más bajos. Evite hacer giros o movimientos laterales hace que la columna vertebral esté forzada, por lo que se recomienda trabajar con la espalda lo más recta posible para evitar molestias y dolores.
o Limpiar cristales paredes y puertas: trabajo en alturas y postura inestable; movimientos laterales de tronco y cuello. Evitar forzar la columna, para tareas en altura es recomendable utilizar extensores flexibles de herramientas, para alcanzar objetos alejados y dañar la espalda
o Reponer y Retirar bolsas de basura: flexión moderada-alta de tronco y brazos y manejo de cargas (en general, no muy elevado). Se recomienda realizarlo flexionando las rodillas y no apresuradamente para evitar tirones de espaldas caídas o dolores.
Aparte de las lesiones antes nombradas, también las posturas que se adaptan para estas actividades pueden provocar molestias en zona lumbar que puede provocar lumbalgia, para evitarlo debemos siempre corregir las posturas.
Antes de limpiar hay que planificar el trabajo con el objetivo de minimizar los desplazamientos, Guarde los elementos materiales en el carro manteniendo un orden. Estos deben de poder manejarse fácilmente y tenerlos la altura de los codos sin tener que levantar los antebrazos.
En cuanto a las máquinas deben posibilitar trabajar con la espalda recta, las muñecas en posición recta y los codos cerca del cuerpo. Los mangos de los útiles deberían ser de material antideslizante y su forma cilíndrica con un diámetro aproximado de 4 cm de grosor de forma que el agarre permita trabajar cómodamente; así mismo su peso debe ser mínimo y el material de bajo coeficiente de rozamiento: espuma dura, madera, cuero, etc.
También es recomendable utilizar un calzado cómodo (que no apriete), cerrado y calcetines de hilo o medias que faciliten el riego sanguíneo
Riesgos y medidas preventivas
1. –Tener prevista la ruta de transporte y el punto de destino final del levantamiento, retirando los materiales que entorpezcan el paso. –
2. Colocar los pies – Separar los pies para proporcionar una postura estable y equilibrada para el levantamiento, colocando un pie más adelantado que el otro en la dirección del movimiento.
3. Adoptar la postura de levantamiento – Doblar las piernas manteniendo en todo momento la espalda derecha, y mantener el mentón metido. No flexionar demasiado las rodillas. – No girar el tronco ni adoptar posturas forzadas.
4. Agarre firme – Sujetar firmemente la carga empleando ambas manos y sin pegarla al cuerpo. Es conveniente que la distancia entre las bolsas que se levantan o transportan y su cuerpo, sea, por lo menos de un palmo.
5. Levantamiento suave – Levantarse suavemente, por extensión de las piernas, manteniendo la espalda derecha. No dar tirones a la carga ni moverla de forma rápida o brusca
. 6. Evitar giros – Procurar no efectuar nunca giros, es preferible mover los pies para colocarse en la posición adecuada.
7. Depositar la carga – Si el levantamiento es desde el suelo hasta una altura importante, por ejemplo, la altura de los hombros o más, apoyar la carga a medio camino para poder cambiar el agarre. – Depositar la carga y después ajustarla si es necesario. – Realizar levantamientos espaciados.
Para cada tarea es recomendable:
Programas de ejercicios de estiramiento y calentamiento antes y durante.
Capacitaciones ergonómicas para el desempeño del trabajo.
Implementar rotación o disminución de horas en trabajos repetitividad.
El trabajo en equipo y organización conjunta evita que los trabajadores se sientan aislados.
Mantener a los trabajadores informados sobre las sircunstancias y cambios que pueden afectarse.
CONCLUSIÓN:
Indispensable que en esta y otras actividades los empleados reciban capacitaciones de cada una de las tareas que deben realizar, para así evitar accidentes como los antes nombrados.
Los trabajadores Deben trabajar seguros, a veces en su tarea existen cantidades de malos hábitos, que debemos corregir.
Es difícil cumplir con cada postura y demás porque muchas veces juegan, con el tiempo, pero es realmente importante hacerlo correctamente. Sabemos que no se cumplen, pero como nuestro deber es proteger al trabajador recomendaría que sea obligatorio cumplir con las posturas correctas de trabajo y así evitaríamos muchos accidentes y enfermedades.

Artículo anteriorver para creer
Artículo siguienteTaquígrafos de la Cámara de Diputados.

Reservá tus vacaciones

Booking.com

Fotografía