Inicio Seguridad Laboral El trabajo de un jardinero

El trabajo de un jardinero

Tal como dice la definición de jardinero (también llamado parquista), es aquella persona que se ocupa de conservar es perfecto estado  las plantas, suelos y semillas. Otras de sus tareas son la preparación de suelos, los tratamientos de la tierra, la poda, el rastrillaje, etc, entre otros.

A simple vista se ve como un trabajo fácil pero si nos enfocamos en cada una de esas actividades podemos ver que se requiere de un esfuerzo físico   determinado para cada situación.

Analicemos la preparación de suelos:

El jardinero cuenta con la herramienta de rastrillo, con ella realiza un barrido por el suelo, el movimiento que el jardinero debe ejercer es constante e implica forzar la espalda y brazos, al cabo de un rato el jardinero empieza a sentir la presión en la zona lumbar y contractura al nivel de los hombros, esto se debe al movimiento repetitivo, normalmente no se disponen intervalos de descanso lo que hace que la fatiga muscular vaya en aumento.

La poda de arbustos:

Mayormente se realiza manualmente con tijeras como podemos apreciar en la imagen, en este caso la tensión muscular se centra en zona de omóplatos y hombros, si la poda se realiza a un nivel mayor a la línea de los hombros el cansancio se hará notar a los pocos minutos, esto puede variar si se implementa una escalera como ayuda, pero corre la variante de subir y bajar la misma para cambiar su lugar y continuar con la actividad volviendo de nuevo un movimiento repetitivo en conjunto.

Como podemos ver, en estos dos casos existen muchas situaciones y alternativas que a largo o corto plazo generan una incomodidad para el jardinero.

Se mencionan herramientas que ayudan a facilitar la tarea pero que también podrían ser causantes de lesiones leves o graves para su portador, es así como se requiere de protecciones para el jardinero.

El mismo debe contar con: calzado de zuela dura y de caña alta, ropa gruesa, guantes anti cortes, lentes de protección, y en casos específicos barbijo.

Conclusión:

Podemos llegar a la conclusión de que no solo en los trabajos más comunes de imaginar se encuentran factores ergonómicos que afectan a la salud, nosotros mismos en nuestras propias casas siempre estamos expuestos a dichos factores ya sean leves o fuertes. El trabajo de jardinero, puede realizar cualquier persona en su propio hogar sin poseer dicho Título y las posibles afecciones serían las mismas e incluso podrían ser más agudas ya que una persona que no es capacitada para éste trabajo quizá no tenga en su disposición las herramientas necesarias para evitar, en su menor rango, lesiones ergonómicas.

Artículo anteriorSoldadura Naval
Artículo siguienteLos riesgos de la pintura sobre la salud

Reservá tus vacaciones

Booking.com

Fotografía