Inicio Seguridad Laboral Sistemas de alarma

Sistemas de alarma

Un sistema de alarmas se utiliza generalmente para la seguridad del lugar, este sistema evita que haya un problema posible a posibles situaciones, tenemos varias situaciones a especificar que serán:

  • Un persona entrando al lugar.
  • Un fuego iniciado.
  • El tanque cuando se desborda de agua.
  • Presencia de agentes tóxicos.
  • Cualquier situación anormal para el operario.

Esto hacen que cuando haya una situación se reduzca el nivel de pérdidas que se ovaciones en dicho lugar.

En los sistemas de seguridad de alarmas existen 2 tipos la pasiva y la activa:

Pasiva suelen funcionar cuando no se encuentra nadie en el lugar y en funcionamiento si ocurriese algún tipo de situación como incendio éste activara los extintores para mitigar el fuego que se haya iniciado.

Los sistemas activa se basa cuando la zona se encuentra trabajando si es el caso de una fábrica y se esté realizando actividad y este nos avisará con una campana, timbre que se active y nos permita reducir por ejemplo algún incendio con ayuda de los extintores.

Además de poder contar con estos elementos de seguridad de alarmas, los trabajadores, y toda la planta o lugar, debe realizar un sistema de plan de evacuación de emergencia, para evitar cualquier riesgo que se ocurra en el lugar.

Podemos contar con los sistemas de seguridad conocidos que se encuentra tanto en los edificios o lugares cerrados como también en lugares abiertos ambientalmente en zonas vecindarios cómo pueden ser por ejemplo: municipales y externos ( es un panel ubicado en la afueras de las calles en los postes de luz, y están conectados a una central de comunicación ), los de interiores o locales ( este sistema solamente se registrará en el lugar ubicado en estos casos en casas, locales, etc. ).

Los tipos de alarmas conocidos son:

  • Audibles o sonidos ( Bocinas, campanillas, sirenas, zumbadoras, carrillos y timbres).
  • Los que se encuentra a la vista ( anunciadores, luces de destello, tablero de señales).

Cuando se instala estos aparatos se tendrá en cuenta: El ruido que sobrepase, donde esté puesta la señal, los ruidos que son por defecto, si un lugar es grande se deben tener varias señales instaladas, los sonidos deben causar atención al personal sin tener que perturbarlos, y por último deberá sobrepasar el nivel del ruido que se encuentra en el lugar de trabajo.

Los tipos de detectores que existe son:

Iónicos:

  1. Detectan gases y humo.
  2. Aplicables a todo tipo de fuego.
  3. Fallan con alguna corriente de aire o polvo.
  4. Solución con paravientos o telas filtrantes.

Ópticos de humo:

  1. Detectan humo visible.
  2. Aplicables a fuego sólidos.
  3. Fallan en ambientes con polvo.

Ópticos de llamas:

  1. Detectan radiaciones IR o UV de las llamas.
  2. Aplicables a fuego de líquidos inflamables.
  3. Fallan en ambientes con radiación solar o de soldaduras.
  4. Solución con filtros, mecanismos retardadores, y sensores dobles.

 

Térmicos:

  1. Detectan la superación de una temperatura fija o un incremento rápido.
  2. Aplicables a zonas en donde se puede producir un incremento rápido de temperatura.

Existes varios tipos de detectores los cuales se nombrarán:

Los detectores de humo:  Este detector es capas de capta la señal de humo en el aire y así dar una señal de ruido avisando que se esta comenzando un incendio.

Rociadores automáticos o regadores: este sistema se encuentra suministrado por una red de agua que se reserva para usarse si se propagase un incendio o se iniciase. Estos se activan al detectar una elevación de temperaturas, al activarse en su orificio tendrá una salida de agua, un mecanismo de disparo para rociar el agua en la zona donde se encuentra ubicado.

Para poder tener una distribución de donde deberán ir cada detector debe tener en cuenta: cómo está conformado el techo, la altura del techo, en que temperatura se encuentra el lugar, el espacio del lugar cómo está distribuido, la temperatura que se producen con aparatos electrónicos o eléctricos que  generen calor, si ingresa alguna corriente de aire en el lugar.

Si se va a instalar detectores de humo debe tener en cuenta las siguientes cosa: si se encuentra polvo o humedad en el lugar, gases corrosivos, humo que se generen normalmente, temperaturas que no superen los 60 °C, que no sea menos a 20 °C, donde sea de -20 °C, si se encuentran almacenados objetos de muy rápida combustión, donde se encuentre realizando lugares de mantenimiento y control.

Artículo anteriorSir Joan Hotel
Artículo siguienteImportancia de los rociadores automaticos

Reservá tus vacaciones

Fotografía