Inicio Seguridad Laboral Importancia de los rociadores automaticos

Importancia de los rociadores automaticos

 

Con  rociadores       –        Sin rociadores

Las pruebas señalan que solo 1 minuto después de que se inicia el incendio puede haber niveles mortales de monóxido de carbono, cianuro de hidrogeno y temperatura con insuficiente oxigeno para mantener la vida. En menos de 90 segundos no se podría sobrevivir un incendio en una habitación, incluso a nivel de suelo por el rápido aumento del calor y los niveles de gases tóxicos. Pero con un sistema de rociadores contra incendio el desenlace puede cambiar drásticamente.
Jamás a habido un incendio en un edificio, que haya dejado múltiples victimas cuando la estructura estaba protegida con un sistema de rociadores contra incendio correctamente diseñado , instalado y mantenido con componentes debidamente certificados.

SISTEMA DE SUPRESIÓN DE INCENDIOS:
– TUBERIAS
– ROCIADORES
– SUMINISTRO DE AGUA
– BOMBA

Todos funcionan en conjunto para combatir y controlar eficazmente el incendio.

Por desgracia no todos los sistemas de rociadores contra incendios no son creados iguales, el uso creciente de rociadores, creo una oportunidad de que algunos fabricantes están entrando en el mercado con productos que no están certificados. Productos que deberían funcionar correctamente después de años o décadas de servicio silencioso, pero NO LO HACEN.

Para asegurarnos de que nuestro sistema de rociadores contra incendios sea de alta calidad, debemos empezar por fijarnos la certificación. Hoy en día el mercado está inundado de productos “de imitación” en sistemas de rociadores que pueden lucir impecables, pero no son confiables.
Si un sistema de rociadores no cuenta con la certificación de una organización acreditada, significa que no funcionará óptimamente en condiciones extremas.
Los materiales pueden derretirse, funcionar deficientemente o fallar por completo.
Los rociadores deben soportar temperaturas extremas por 15 minutos y a la vez mantener la capacidad de distribuir agua eficazmente.

Los aspersores rociadores y sprinklers contra incendios poseen una cabeza con una salida obturada por un tapón sujeto por una cápsula rellena por un líquido.
Al subir la temperatura ambiente por el fuego, hace hervir el líquido rompiendo la cápsula e iniciando así la aspersión del agua a presión en forma de cono de agua pulverizada.
Los aspersores rociadores y sprinklers contra incendios son el elemento final que actúa como difusor del agua. Su funcionamiento es sumamente simple, pero de una eficacia probada.
Debe ser capaz de aguantar la presión del agua y las altas temperaturas que se producen en un incendio. Además, deberá estar debidamente revisado conforme a los requerimientos de la normativa.
¡LA CERTIFICACIÓN IMPORTA!
Para asegurarse de que los rociadores estén certificados, deben buscar la marca de un laboratorio de certificación de la calidad del producto, al ver la existencia de los laboratorios, sabrás que en ellos se realizan pruebas cuyo objetivo es asegurar la calidad de los productos, y cooperan con las normas.

El público en general confía en que los propietarios de edificios, los contratistas y los profesionales de diseño de rociadores contra incendios instalen equipos de sistemas de rociadores certificados y de calidad.
Nada es más importante que la integridad de su sistema de rociadores contra incendios y nada desarrolla más esa integridad que utilizar componentes certificados.

Reservá tus vacaciones

Booking.com

Fotografía