Inicio Escuela de Negocios ¿Qué está pasando con la educación?

¿Qué está pasando con la educación?

Es lo que la mayoría nos preguntamos en situaciones de crisis y ante lo posible, no. En opinión la educación es un factor muy importante para la sociedad  y por eso de la ética, si bien es una ciencia que estudia la conducta humana en cuanto al debe ser, y en general nos habla de la voluntad de actuar bien. Por eso la educación y la educación ética son partes imprescindibles de cualquier formación humana, y no se puede formar solamente a las personas desde el punto de vista laboral; formarles para que sepan apretar botones o para que cumplan funciones más o menos gestoras, sin haberles formado la capacidad de convivencia y ciudadanía, que no surge naturalmente de las personas.

Por eso es una cuestión de hoy y siempre importante, según Bernardo Kliksberg, doctor de ciencias económicas y de ciencias administrativas, sociólogo, contador público y licenciado en administración, ha asesorado de estos temas a más de 30 países. Sus ideas han sido aplicadas extensamente en América Latina en la lucha contra la pobreza y en otras áreas. Nos hablan de un caso por ejemplo de Chile y su enfrentamiento con el estado, donde estudiantes se secundarias, universitarios y docentes, reclama la inequidad en educación. Un problema que afecta a la gran mayoría de los países en América Latina.

El dictador un día antes de dejar el gobierno, dicto la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza. La ley propulsó la privatización e entrego al mercado buena parte del sistema educativo. Sentó las bases para la entrega a la educación privada de fondos cuantiosos del Estado, sin fiscalización mayor. Municipalizó, dejando niveles de calidad librados a la mayor capacidad económica de cada municipio. Aranceló la educación universitaria, con costos que significaban que un estudiante debía endeudarse por 20 años para pagar una carrera. En teoría, se debe a que ´´la percepción les da acceso solo a los estudiantes de clase alta algunas mejores educaciones posibles en América Latina, mientras que dejan a un lado los estudiantes de clases medias y bajas, en degradadas y subfinanciadas escuelas públicas´´.

La situación hizo  que las clases medias a escaparse de las escuelas públicas. La mayoría de las universidades son privadas y no hay universidades públicas, como señala Tucco ´´ En vez de que la oferta educativa cumpla la promesa y la expectativa de revertir las desigualdades sociales de origen, lo que está haciendo es reproducirlas´´. Se aceptaran la claramente la inequidad en la educación que denuncia mejoraría dramáticamente.

Entre ellas:

  • Aumento del presupuesto para educación, que es actualmente sólo 4,4% del Producto Bruto Interno, el 60 del 7 % que recomienda la ONU.
  • Educación pública gratuita en todos los niveles.
  • Reemplazo del sistema actual de educación primaria y secundaria a cardo de los municipios que genera desigualdades, por un sistema gubernamental central.
  • Subsidiar sólo la educación sin fines de lucro, no como actualmente las escuelas que son empresas privadas.
  • Mayor apoyo presupuestario para las universidades públicas que actualmente financian actividades principalmente a través de las matrículas pagas.
  • Creación de unas universidades intercultural, que permita corresponder a las demandas de los estudiantes mapuches.
  • Supresión de las leyes que prohíben la participación de los estudiantes en el gobierno de las universidades.
  • Mejores remuneraciones para los maestros, y plan nacional para atraer a los mejores talentos a la profesión y subir su status social.

La lucha de los estudiantes chilenos está señalando un problema que es la desigualdad que presenta en toda América Latina.

Por lo tanto, en conclusión es importante tanto la educación como ética por el bien común.

Reservá tus vacaciones

Booking.com

Fotografía