Inicio Turismo y Hotelería Hotelería y Turismo desde la Ética

Hotelería y Turismo desde la Ética

Mi carrera es hotelería y turismo, la cual se relaciona mucho con la psicología, ya sea directa o indirectamente. Hablando de turismo, directamente porque el empresario observa la conducta del turista para descubrir sus intereses y reacciones al momento del ocio. Indirectamente porque los mismos empresarios tienen ciertas conductas que se relacionan a un tema que trata la psicología, desarrollado por el autor Kant, se trata de actuar por deber, conforme al deber y contra el deber.

Por deber: se trata de tener una acción solidaria con otros sin interés alguno, esto podría relacionarse como un pensamiento recurrible en las personas con las agencias de turismo y empresarios pertenecientes al rubro, ya que su principal preocupación es que el cliente se encuentre satisfecho con su servicio pero no siempre es así.

Conforme al deber: esto se trata de hacer también una acción solidaria, sin embargo, en vez de ver por otra persona se prioriza el interés propio, esto puede estar más acertado a lo que hacen estos empresarios, ya que podrán preocuparse de estancias, actividades turísticas, alojamiento y todo lo que involucre satisfacer al cliente, pero su prioridad siempre será asegurar las ventas de la compañía.

Contra el deber: pocas agencias y compañías actúan de esta forma, sin embargo, las hay, un ejemplo de esto pueden ser las compañías que se dedican a estafar a sus clientes, ya sea con las reservaciones (tanto de estancia como de actividades), el viaje o precio, por suerte la mayoría de los mediadores tienen moral y no llegan a este punto.

Este último concepto también podría usarse en hotelería, se podría ejemplificar con un empleado en especial, me refiero al botones, este trabajador es la personificación de actuar conforme al deber, de hacer una tarea que es muy poco probable que le guste, sin embargo lo hace para recibir una remuneración a cambio, después de todo llevar las maletas de personas desconocidas, las cuales se podrían comportar con superioridad hacia su persona sin él poder hacer nada al respecto, no suena a trabajo soñado, pero ante todo se prioriza y bienestar propio, por esto se actúa de esta manera.

Personalmente considero que no hay nada de malo en actuar de esta forma, siempre y cuando no afecte de forma negativa a terceros, ya que, si bien en este caso se prioriza el bienestar propio también se debe priorizar el bien de alguien más, no deja de ser una inclinación egoísta, pero para hacer el bien a uno mismo se debe hacer bien a un tercero. Por esto, recalco nuevamente, considero que si no es malicioso para nadie no veo nada de malo en actuar conforme al deber.

Artículo anteriorLey de agencia de viajes
Artículo siguienteAgencia online

Reservá tus vacaciones

Booking.com

Fotografía