Inicio Seguridad Laboral Lumbalgia como enfermedad profesional.

Lumbalgia como enfermedad profesional.

Lumbalgia como enfermedad profesional.

 

Una de las enfermedades laborales más comunes, es la lumbalgia. Se trata de un dolor de espalda que debe ser atendido con cuidado y de manera rápida.
Cuando sienta dolor lumbar, empiece a buscar la causa para que la erradique y pueda evitar afecciones graves de columna u otras enfermedades relacionadas con la lumbalgia como cálculos renales.

“La lumbalgia es el dolor que se produce en la parte baja de la espalda o área lumbar; el dolor puede ser agudo, es decir, provocado por una causa inmediata como un mal esfuerzo, o puede ser crónico, que es la manifestación de que algo no anda bien desde hace rato”, afirma Tania De Ávilla Romero, médica general.
Según la profesional de la salud, el 50% de las consultas por lumbalgia están relacionadas con afecciones por el trabajo.

Existen varios agentes laborales que pueden causarla. El estrés laboral es el factor más común que pone a las personas que riesgo de sufrir dolores lumbares; luego encontramos la sobrecarga en horas de trabajo, el hecho de permanecer mucho tiempo de pie o sentado, la falta de ergonomía en el lugar de trabajo, las malas posturas y la carga de objetos muy pesados sin elementos adecuados.
Cuando nos referimos a la ergonomía, me refiero al puesto de trabajo con respecto a la persona, entonces encontramos sillas que no son cómodas para laborar, que no permiten al trabajador moverse y estirarse, y que no le brindan buen sostén a la espalda; también, encontramos escritorios mal ubicados con respecto a las silla y a la estatura de la persona.

Entre los factores mecánicos, se ha demostrado que los siguientes aumentan el riesgo de que aparezca dolor de espalda en los trabajadores:

-Estar expuesto a vibraciones que afectan a todo el cuerpo.

-El manejo de cargas (incluido su levantamiento, desplazamiento, sostenimiento o transporte), especialmente cuando se excede la capacidad física del operario, pues puede generar lesiones o contracturas de la musculatura.

-Mantener posturas inadecuadas, aunque para que generen contracturas de la musculatura y, por tanto, dolor de espalda esas posturas deben ser mantenidas frecuente y duraderamente.

-La debilidad de la musculatura y de la espalda.

-Los movimientos de flexión y torsión de la columna vertebral. Estos movimientos sólo pueden aumentar el riesgo de contractura muscular si se repiten muy frecuentemente.

 Entre los factores psicosociales que han demostrado aumentar el riesgo de incapacidad física y absentismo laboral por dolor de espalda en los trabajadores, destacan los siguientes:

-El estrés en el trabajo.

-La insatisfacción con el empleo.

-El desempeño de cargos con bajo nivel de decisión.

-La percepción de falta de apoyo social por parte de los compañeros de trabajo 
o la empresa.

Prevención

Se puede prevenir la lumbalgia si se tiene ciertos cuidados con la espalda.
Aunque en el caso de la lumbalgia ocasionada por exceso de horas de trabajo o estrés laboral, necesita la colaboración de la empresa, es importante que el cuidado empiece por uno mismo. En el caso del trabajo, es importante realizar las pausas activas; la gente siempre saca de excusa la falta de tiempo, pero una pausa activa sólo demora 5 minutos y alarga tiempo de vida saludable.

No es necesario sentarse erguido (derecho), pero si estar moviéndose evitando que el cuerpo se quede estático. Si se trabaja con carga pesada, se deben usar las fajas o elementos adecuados.

 

 

Consejos.

  • Dormir en posición fetal,es la mejor forma para evitar lumbalgias según los profesionales.
  • Controlar el peso.
  • En el trabajo, moverse, no quedarse siempre en una sola postura.
  • Alimentarse de forma sana,sin conservantes, colorantes ni azúcar refinado.
    Realizar las pausas activas en el trabajo.

Otro padecimiento es la escoliosis que se define como un desvío de la columna vertebral. Esta ya no está recta, sino que va a tener forma de “s”. Las malas prácticas en la infancia derivarán en adultos que sufren lumbalgias crónicas, disminución de los discos vertebrales, escoliosis dorsales o lumbares. Si el desvío de la columna vertebral es menor de 30 grados, aún se puede tratar y corregir con terapia, pero si el desvío supera los 30 grados, la persona requeriría valoración de un ortopedista porque ya es un problema estructural.

CONCLUSIONES:

La lumbalgia pos esfuerzo si es un accidente de trabajo consecuencia directa de un sobreesfuerzo y con un antecedente importante de fondo como es la enfermedad de trabajo (si ya fue calificada como tal) la degeneración de las vértebras lumbares. Sin embargo para considerar esta enfermedad como de trabajo tiene que correlacionarse, si el trabajo como consecuencia de los requerimientos que le exige al trabajador fue capaz de producir degeneración de estas vértebras lumbares o fueron consecuencia del envejecimiento normal de la columna vertebral, quiero suponer que el problema se debe a hernias de los discos intervertebrales, que en este caso si pueden tener una correlación directa más obvia con el trabajo que desempeña el paciente; es decir la degeneración de la columna vertebral no puede considerarse enfermedad de trabajo, las hernias de disco sí.
El accidente no puede considerarse enfermedad de trabajo, pero si se puede tomar como accidente de trabajo.

Reservá tus vacaciones

Booking.com

Fotografía