Constantemente nos encontramos atrapados en situaciones de las que sentimos, no poder salir por más que queramos. Cuántas veces nos tocó cruzarnos por la calle a un conocido, o un vecino en el ascensor y tener que pretender con preguntas de nulo contenido estar interesados en sus vidas o terminamos hablando del clima.

En Finlandia todo es diferente; esas charlas que por más cortas que sean llegan a ser de lo más incómodas no existen. Los finlandeses tienen un lema que es: “El silencio es oro, la charla es plata”, por eso si no tienen un tema importante del cual hablar, no hablan.

Este tipo de conversaciones son conocidas también como “small talk” y la diferencia que marcan en las diferentes culturas es abismal. En argentina, por ejemplo, solemos tener este tipo de charlas hasta para realizar el pedido de lo que queremos al mozo, primero lo saludamos, luego realizamos un intercambio de preguntas del estilo “- ¿cómo está el clima hoy? – Terrible, que vuelva el frío” y recién ahí estamos listos para ordenar. En Finlandia el silencio es moneda corriente, no se habla ni siquiera en el transporte público. Otra de las diferencias que tenemos con este país es que a los argentinos nos cuesta mucho adentrarnos en conversaciones y temas importantes, mientras que a los finlandeses todo lo contrario, como no hablan de temas banales van directo a lo importante.

Cada cultura tiene lo suyo, sin embargo. Nosotros, los argentinos, no nos sentimos cien por ciento felices y, convencidos de tener la obligación de cruzar palabras con la gente, de hecho no nos gusta para nada. Por eso deberíamos empezar a serles un poco más fieles a nuestros sentimientos, eliminando las obligaciones, y si simplemente no tenes ganas de hablar, ¡no lo hagas! Lo importante es que nos sintamos libres de poder elegir.

Fuente:

http://www.bbc.com/travel/story/20181016-how-the-finnish-survive-without-small-talk

Dejar respuesta