En la actualidad existen diferentes modelos de administración estratégica, uno de los más utilizados por las organizaciones a nivel global, es el Balanced Scorecard (BSC) desarrollado por Kaplan y Norton, con este modelo, la visión, la estrategia y los objetivos estratégicos de la organización, se alinean entre sí a las distintas iniciativas y planes para retroalimentar a la organización con respecto a sus proyectos y a su instrumentación.

Otra metodología, que no es tan conocida pero definitivamente sí muy poderosa, es el Hoshin Kanri, metodología japonesa que nos sirve para alinear a la organización hacia los objetivos estratégicos del negocio además de que hace posible establecer proyectos para ejecutarlos y hacerlos realidad. Con esta metodología se logra que la organización se oriente en una sola dirección para alcanzar las metas a corto plazo y los objetivos a largo plazo.

Actualmente en el ámbito empresarial sólo un número reducido de empresas logran una exitosa  gestión integral de riesgos, ya que aspectos como la falta de claridad en la estrategia, el alcance, y la estructura, entre otros factores, dificultan los resultados deseados.

Aunque cada caso es diferente, a través del desarrollo de una cultura de prevención se pueden detectar los factores (finanzas, productos y servicios, abastecimiento y otros componentes de la cadena de valor) que afectan a la empresa, para encauzar acciones estratégicas y así poder alcanzar beneficios para ésta, tales como estabilidad, crecimiento y sostenibilidad.

 

Al momento de planificar la estrategia de una empresa debemos tener en cuenta 5 procesos básicos.

Modelo de proceso de administración estratégica

  1. Selección de la Misión y las principales metas corporativas.
  2. Análisis del ambiente competitivo externo de la organización para identificar oportunidades y amenazas
  3. Análisis del ambiente operativo interno para identificar fortalezas y debilidades de la organización
  4. Selección de estrategias fundamentadas en las fortalezas de la organización y que corrijan sus debilidades, con el fin de tomar ventaja de oportunidades externas y contrarrestar las amenazas externas
  5. Implementación de las estrategias.

 

Misión y metas principales:

La misión expone el por qué de la existencia de la organización y el qué debe hacer. Por ejemplo, la misión de una empresa de transporte podría definirse como: satisfacer las necesidades de individuos y viajeros en cuanto a transporte rápido, a un precio razonable.

Las metas principales especifican lo que la organización espera cumplir de mediano a largo plazo.

Como un ejemplo se aclara que en general las organizaciones con fines de lucro operan en base a metas que buscan la maximización de la ganancia del dueño o accionista.

Otras tienen como meta secundaria la búsqueda de un posicionamiento en el mercado. Y otras como las empresas sin fines de lucro poseen una ramificación de metas mucho más amplia.

En  cuanto al análisis del ambiente y sus competencia, daremos uso de la estrategia de estudio FODA con la cual podremos conocer a fondo el análisis de la situación de nuestra empresa y su entorno.

Análisis externo

Su objetivo consiste en identificar las oportunidades y amenazas. En esta etapa se deben examinar tres ambientes interrelacionados:

  1. El inmediato, o de la industria donde opera la organización,
  2. El ambiente nacional, y
  3. El macroambiente.

Análisis interno:

El análisis interno, posibilita fijar con exactitud las fortalezas y debilidades de la organización. Tal análisis comprende la identificación de la cantidad y calidad de recursos disponibles para la organización.

 

Selección estratégica:

Se basa en alternativas estratégicas, con rspecto a las fortalezas y debilidades internas de la compañías, junto con sus oportunidades y amenazas externas.

El propósito de las alternativas estratégicas, generadas por un análisis FODA, debe basarse en las fortalezas con el fin de explotar oportunidades, contrarrestar amenazas y corregir debilidades. Esto favorece el dinamismo de la empresa y la adaptación a cambios y nuevos mercados.

 

Por ultimo llega el momento en que debemos llevar a la práctica todos los procesos anteriores.

 

Implementación de la estrategia:

Para lograr el funcionamiento de una estrategia la organización necesita adoptar la estructura correcta. Para ello se debe generar una estructura que distribuya las tareas y las autoridades para la toma de decisiones dentro de la empresa. Una de las tareas a realizar incluye la división de jerarquías dentro de la misma. También la subdivisión de sectores encargados.

 

Adecuación de la estrategia, la estructura y los controles:

Debido a que diferentes estrategias y ambientes establecen diversas exigencias en una organización, exigen distintas respuestas y sistemas de control estructurales.

Entre estos factores a los cuales la organización debe adecuarse se encuentran los costos, el presupuesto de la misma, los niveles de producción, la diferenciación de producto, los flujos de venta, su tamaño, su dinamismo entre otros.

 

El ciclo de la retroalimentación o el conocido FEEDBACK.

El ciclo de retroalimentación o feedback indica que la administración estratégica es un proceso permanente. Una vez implementada la estrategia, debe realizarse un monitoreo de su ejecución con el fin de determinar hasta qué punto se logran realmente los objetivos estratégicos.

Con esta lista de procesos como base, podemos realizar una administración estratégica adecuada para nuestra empresa.

 

Emmanuel García

IEA turno noche Administracion de empresas 3er año.

 

Dejar respuesta