Los sistemas de información en los últimos 20 años ha revolucionado la sociedad y por supuesto el mundo empresarial. Pero cuando hablamos de logística, la importancia de estos es aún mayor.
Teniendo en cuenta la gran competencia existente y el entorno tan cambiante en el que todas estas organizaciones tienen que convivir, el escenario en el que se encuentran las empresas en la actualidad no es nada fácil.
Las empresas deben innovar y ofrecer productos diferenciadores, personalizados para cada cliente, así como ofrecer el mejor servicio y al mejor precio posible.
En la logística, los Sistemas de Información (SIL), van a ser el enlace entre la empresa y su entorno operativo; y proporcionaran a los profesionales logísticos la información necesaria para la posterior toma de decisiones.
En definitiva, lo que se espera de un buen SIL es que sea capaz de:
 Recoger los datos básicos en el lugar y en el momento en que se producen.
 Transformarlos a un formato útil para la toma de decisiones.
 Almacenarlos hasta que sean requeridos.
 Transportarlos hacia los puntos de la cadena logística que se necesiten.
Diferenciamos los SIL en 2 tipos, según distintos criterios que caracterizaran a unos u otros y que en las siguientes líneas conseguiréis entender. Por un lado encontramos las aplicaciones ERP (Enterprise Resource Planning) con su modulo logístico incorporado, tienen como objetivo alinear y automatizar procesos, integrando todos los departamentos y funciones de una empresa a través de un único sistema. Estos se dividen en módulos (finanzas, RRHH, logística, etc.) que pueden adquirirse juntos o por separado.
Y por otro las Best of Breed El término “Best of breed” es frecuentemente utilizado durante el proceso de selección de un software. La mayoría de personas que emplean este término están de acuerdo en que esto significa utilizar la mejor solución de software para un trabajo en particular, es decir, lo que también se conoce como software específico.

El hecho de elegir el software adecuado para cada compañía es un hecho más que clave en las organizaciones actuales ya que, ante una mala planificación de las necesidades de la empresa, si se escogen soluciones que no son las que satisfacen las necesidades actuales y futuras de la empresa, no solo se puede incurrir en altísimas inversiones difíciles de recuperar, significa quedarte atrás en el mercado, situaciones que muchas veces no se pueden superar.

Dejar respuesta