El término electricidad estática se refiere a la acumulación de un exceso de carga eléctrica en una zona con poca conductividad eléctrica, un aislante, de manera que la acumulación de carga persiste.
Los efectos de la electricidad estática son familiares para la mayoría de las personas porque pueden ver, notar e incluso llegar a sentir las chispas de las descargas que se producen cuando el exceso de carga del objeto cargado se pone cerca de un buen conductor eléctrico u otro objeto con un exceso de carga pero con la polaridad opuesta. Manteniendo la humedad relativa de los espacios acondicionados en un rango de 40 a 50%, todas estas condiciones de producción de electricidad estática se reducen considerablemente, o son completamente eliminadas. Esto resulta pues la humedad permite que la carga estática sea disminuida. A medida que aumenta la HR del aire alrededor de los objetos a un nivel suficiente, una capa de humedad de espesor microscópico se forma y envuelve estos objetos. Por lo que las partículas microscópicas que flotan en el aire, y conducen la electricidad son atrapadas y retenidas por la película de humedad. Ésta entonces provee un medio para que la electricidad estática fluya hacia tierra.
El limite inferior reglamentario establecido para la humedad relativa en los centros de trabajo cuando existe risgo por descargas electroestáticas es el 50 %.(5.2). No obstante, cuando se deba controlar la acumulación de electricidad estatica de forma muy rigurosa, se recomienda intentar alcanzar el 60 %, pues en estas condiciones el aire se comporta como conductor para disipar las cargas acumuladas. Esta medida puede ser muy útil, por ejemplo, en la industria del embalaje, imprenta, papel, plástico, textil, electrónica, automovilística, farmacéutica, pirotecnia, etc . no solo para evitar descargas peligrosas sino por razones productivas.
Sin embargo, esta medida puede no ser aplicable en el caso de trabajar con polvos alimentarios, ya que el exceso de humedad facilita la proliferación de bacterias, hongos u otros agentes que pueden contaminar o apelmazar el producto hasta llegar incluso a su inutilización. Tampoco es eficaz cuando se manipulan materiales hidrófobos como por ejemplo el polietileno.

Dejar respuesta