Inicio Seguridad Laboral (Messersi) COMPORTAMIENTO HUMANO EN LA EMPRESA. (PELUSO CARLA)

(Messersi) COMPORTAMIENTO HUMANO EN LA EMPRESA. (PELUSO CARLA)

El comportamiento humano es determinante del buen o mal funcionamiento de las empresas, influyendo también otros factores. En la actualidad existe una conciencia clara de que una buena gestión de los recursos humanos es crucial para el éxito empresarial, aún que a veces en la práctica se olvide este principio y se antepongan criterios como el ahorro a ultranza, la búsqueda de fidelidades personales a cualquier precio.
El comportamiento de la persona depende esencialmente de elementos de origen interno y de situaciones externas, producidas por el medio social.
Entre los factores internos:
– La personalidad= es la capacidad, los impulsos, tendencias y el instinto del sujeto influidos por su experiencia.
– El carácter.
– El temperamento.
Al mismo tiempo los factores externos de la persona condicionan su comportamiento entre los que podemos destacar:
– La familia
– El sistema educativo
– El entorno laboral
– Las amistades…
En definitiva, el medio social en el que se inserta la persona.
Es necesario conocer algunos conceptos que se utilizan con frecuencia en esta materia:
– Estatus = posición que ocupa una persona dentro del grupo social con el que establece referencia.
– Rol= comportamiento que cabe esperar de un individuo en virtud de la posición que ocupa dentro de un grupo social, por lo tanto el rol de una persona depende del estatus en el que se sitúe.
– Auto concepto = se puede definir como el sentimiento que una persona tiene de sí misma y que se va formando a través de los contactos que se mantienen con los diferentes elementos de la sociedad.
– Autoestima= es el éxito de una persona en relación con sus aspiraciones. Podemos decir que la autoestima es la forma en la que la persona se valora partiendo de la idea que tiene de sí misma y de los logros que cree haber conseguido.
Una persona que consigue metas muy modestas puede tener un alto nivel de autoestima en el caso de que carezca de mayores ambiciones.
El estatus que ocupa una persona en el ámbito laboral, el rol que desempaña, su auto concepto, el nivel de autoestima influye de forma decisiva en su comportamiento y al mismo tiempo modelan su personalidad
Gestión de los recursos humanos
La forma de gestionar al personal influye en la estructura y en las funciones del departamento de recursos humanos y en todo el funcionamiento de la empresa. El diseño de las políticas de gestión de personal está determinado por la cultura empresarial, “el conjunto de normas, valores compartidos y formas de pensar que marcan el comportamiento de las personas que prestan sus servicios en una empresa”.
El establecimiento de modelos se realiza teniendo como referencia la autoridad. Estando en un extremo están los modelos muy autoritarios fuertemente centralizados y en los que la alta dirección establece las metas de la organización y se responsabiliza de las mismas. En estos sistemas la comunicación es descendente (de la alta gerencia hacia los cuadros medios y de estos hacia los subordinados), adquiere gran importancia ya que los cuadros intermedios y los trabajadores son meros ejecutores de las órdenes que reciben de la alta dirección.
En el otro extremo están los sistemas participativos, descentralizados en los que se trabaja por objetivos concediendo a cada centro de decisión mayor o menos autonomía para la consecución de os objetivos fijados. En estos sistemas la creación de equipos de trabajo y las modernas técnicas de gestión de personal encajan mejor que en los sistemas muy autoritarios.
A continuación se hace referencia a diferentes sistemas que se pueden encontrar:
Sistema autoritario fuerte: consiste en establecer un ambiente de desconfianza hacia los subordinados, con poca comunicación estableciendo recompensas o castigos ocasionales. La decisión está centralizada en la cúpula.
Sistema autoritario benévolo: estriba en crear un clima de confianza condescendiente, paternalista, típica del amo hacia el esclavo en la que hay poca comunicación, escasa interacción humana, las decisiones están centralizadas, prescritas por la alta dirección y son rutinarias.
Sistema participativo conjuntivo: trata de propiciar un ambiente en el que hay más confianza, existen algunas recompensas con cierto nivel de interacción humana, se produce una pequeña vinculación individual y cierta apertura de directrices, permite que se tomen ciertas decisiones en la base de la organización.
Sistema participativo de grupo: es el que origina un ambiente de confianza en el que los subordinados se sienten libres para actuar en equipo, en el que las actitudes son positivas y las ideas constructivas. Hay participación y vinculación grupal de modo que las personas sienten responsabilidad en todos los niveles de la organización.
El abandono del primer modelo y la adopción del segundo están condicionados por el aumento de la competencia a que se ven sometidas las empresas. Las compañías necesitan unos recursos humanos más flexibles que se adapten a las diversas circunstancias y capaces de hacer suyos los objetivos de la empresa.

Reservá tus vacaciones

Booking.com

Fotografía