Inicio Seguridad Laboral ARNES DE SEGURIDAD

ARNES DE SEGURIDAD

Es parte de los elementos de protección personal en trabajos de altura debe ser utilizado obligatoriamente para evitar graves accidentes. Los arneses de seguridad cuentan con un sistema anti caídas, constituido por un dispositivo de prensión del cuerpo destinado a detener las caídas. Se considera trabajo en altura a partir de 1.80 m.
El arnés de seguridad puede estar constituido por bandas, ajustadores, hebillas y otros elementos dispuestos y acomodados de forma adecuada sobre el cuerpo de una persona para sostenerla durante una caída y después de la detención de la misma.
El arnés de seguridad está diseñado para repartir la fuerza de choque. Este tipo de arnés debe llevar sin falta un punto de anclaje, cabos o líneas de vida dispositivos de desaceleración o de amortiguación de caída. Los elementos de protección personal en altura son parte de un equipo de posicionamiento y detención de caída según norma IRAM 3622-1.
El arnés de seguridad debe usarse en trabajos de altura tales como: trabajos generales de construcción, trabajo en andamios, limpieza y reparación de frentes de edificios, torres de telefonía, electricidad, forestación, etc.
Siempre controle que todos sus trabajadores cumplan con la vestimenta y elementos de protección adecuados al trabajo que están realizando, evite accidentes.
Un buen arnés de seguridad debe tener las bandas e hilos de costura de fibras sintéticas de alta calidad, debe constar de bandas o de elementos similares situados en la región pelviana y sobre los hombros, también tiene que disponer de medios adecuados para ajustarse a su usuario; las bandas no deben separarse de su posición prevista ni aflojarse por sí solas, la anchura mínima de las bandas primarias no debe ser inferior a 40 mm y la de las secundarias inferior a 20 mm, todas las hebillas de seguridad deben estar proyectadas de forma que sólo puedan abrocharse de la manera correcta.
Tipos de arnes
Podemos encontrar diferentes tipos de arneses, entre los que destacan:
Arnés de cuerpo completo: este tipo de arnés es necesario cuando la seguridad tiene que ser máxima. Se compone de correas y cintas que se colocan alrededor del cuerpo situado de tal forma que en caso de caída las fuerzas se distribuyan de forma equilibrada entre piernas, brazos y hombros y reduzcan las posibles lesiones que el usuario pueda sufrir al detener el impacto. Este arnés suele ir acompañado de otros elementos de seguridad como argollas de acople a la línea de sujeción (o estrobo) y a un elemento de amortiguación, desaceleración o absorción de impactos.
Arnés de pecho con correas para las piernas: los de pecho y cintura se utilizan normalmente cuando el riesgo de caída no es muy elevado. Además este tipo de arnés facilita en gran medida la libertad de movimientos.
Arnés de suspensión (tipo asiento): si la persona que está realizando el trabajo no dispone de punto de apoyo, debe utilizar esta modalidad de arnés. Se utilizan para trabajos muy concretos y no son para frenar la caída.
Arnés de descenso/suspensión (tipo paracaídas): pueden ser tipo “boca de inspección” para subir o bajar personas en pequeños orificios o para trabajos de posicionamiento. Permiten tener las manos libres en posiciones elevadas.
Si se da el caso de que tengas que realizar algún trabajo de altura, ya conoces los tipos de arneses que existen para elegir el que mejor se adapte a la situación y así evitar cualquier tipo de accidentes.

Reservá tus vacaciones

Fotografía