Está ubicada en el Puerto de La plata y esta inactiva porque faltan construir 3,5 km de autopista, clave para la conexión terrestre. Fue inaugurada hace cuatro años y cuenta con tecnología de última generación. En agosto de este año, cinco meses después de que se iniciaran las obras, se suspendió el trabajo por falta de fondos, en un marco de ajuste general en los gastos de obra pública y quedó a medio hacer.
La gestión pertenece a la empresa filipina ICTSI (Internacional Container Terminal Services Inc.) que invirtió unos USD 450 millones. Dicha empresa se encarga de adquirir, desarrollar, administrar y operar puertos y terminales de contenedores en todo el mundo.

Hoy en día en la gran superficie de 41 hectáreas solo trabajan 36 empleados. La mayoría realiza cargos administrativos, mientras que los operarios solo deben mantener en uso de vez en cuando la maquinaria y los vehículos con el objetivo de que no se arruinen por el desuso.

Por el momento, la terminal si tiene conexión terrestre pero la ruta que deben transitar los camiones son calles y avenidas que no están preparadas para soportar el tráfico de una terminal operativa. Por este motivo, para comenzar su actividad, depende del tramo de tres kilómetros de autopista para unir al puerto con la Buenos Aires-La Plata.

¿Pero cuando hablamos de Contenedores, de que estamos hablando?
Se considera contenedor, según el Articulo 485 del Código Aduanero, a un elemento de equipo de transporte que constituya un compartimiento, total o parcialmente cerrado, destinado a contener y transportar mercaderías; Aquel que haya sido fabricado según las exigencias técnico-constructivas; Esté construido en forma tal que por su resistencia y fortaleza pueda soportar una utilización repetida; Pueda ser llenado y vaciado con facilidad y seguridad; Esté provisto de accesorios que permitan su sujeción o fijación y su manipuleo rápido y seguro en la carga, descarga y transbordo de uno a otro modo de transporte; sea identificable, por medio de marcas y números grabados con material indeleble, que sean fácilmente visualizables.

De esta manera la Administración Nacional de Aduanas reglamentará la utilización de los contenedores, preservando la rapidez y economía del desplazamiento de estos equipos de transporte, la seguridad de la carga y el respeto de los acuerdos internacionales sobre la materia.
Los contenedores más normalizados internacionalmente son los de 20 pies, tienen un peso bruto máximo de unas 29 toneladas, incluyendo la carga más el peso del propio contenedor y los más grandes son los de 40 pies, que tienen un peso bruto máximo de 32 toneladas.

Dejar respuesta