Nomenclatura

 

La clasificación arancelaria se realiza a través de un método lógico y sistemático, que de acuerdo a normas establecidas en la Nomenclatura Común del Mercosur, el cual es un sistema de ordenamiento de mercaderías, pero no de todas, sino solamente de aquellas que pueden ser transportadas. Nos permite identificar a través de un código numérico y su correspondiente descripción, el tratamiento tributario e impositivo. La intervenciones que puedan poseer, formalidades y requisitos que sean necesarios para importar o exportar. Nos determina:
  • El porcentaje de derechos de importación, tasas de estadística y del IVA.
  • El porcentaje de reintegros a la exportación del producto que se comercializa, siempre y cuando todas las otras condiciones que deben cumplir dicha operación sean satisfactorias.
  • La necesidad de una licencia no automática o una autorización para la importación o exportación.
  • Puede evitar el reembarco de la mercadería, si esta se trata de producto prohibido con autorización previa y no se la ha tramitado.
  • Se esta expuesto a sanciones establecidas por el Código Aduanero.
El responsable legal de la clasificación arancelaria es el importador o exportador y solidariamente el despachante de aduana. Es necesario conocer aquellos datos que tienen relevancia para la clasificación en la nomenclatura. Es tan amplio el campo que abarca la nomenclatura que se utilizan no uno sino varios criterios para clasificar:
  • La clasificación de los productos naturales, se ajustan a los reinos de la naturaleza como animal, vegetal o mineral y a su grado de elaboración como si sea secado, deshidratado, congelado, calcinado.
  • La clasificación de los demás productos se hace atendiendo a: la metería constitutiva o composición como puede ser de plástico, caucho, algodón, hierro, vidrio y su grado de elaboración, para aquellas mercaderías en las que la materia tenga comercialmente relevancia.
Los productos terminados se clasifican teniendo en cuenta, adema de su materia:
  • A la función, uso o destino, para aquellas otras en que la supeditación a la materia desaparece. Ademas deberá conocer su forma de presentación ante la aduana.
Reglas Generales Complementarias:
  1. Las reglas generales para la interpretación del sistema armonizado se aplican, mutatis mutatis, para determinar dentro de cada partida o sub-partida del sistema armonizado, la sub-partida regional aplicable y dentro de esta ultima el ítem correspondiente, entendiéndose que solo pueden compararse desdoblamientos regionales del mismo nivel.
  2. Los envases que contengan mercaderías y sean susceptibles de eser utilizados razonablemente de manera repetida, seguirán su propio régimen de clasificación siempre que sean sometidos a los regímenes de admisión o exportación temporaria. Caso contrario, seguirán el régimen de clasificación de las mercaderas.
Tanto las Reglas Generales como las notas explicativas y notas legales, son la justificación legal de una clasificación arancelaria.
Las Notas Legales: precisan el contenido y alcance de las secciones, capitulos o sub-partidas de la nomenclatura, pueden ser:
  • Excluyentes
  • Definitoria
  • Incluyente
  • De precisión
  • Mixta
  • De aplicación Universal
Declaración comprometida de la mercadería.
Es la que obligatoriamente y en la forma determinada por la DGA, debe efectuar el despachante y mediante la cual se compromete a que su MANIFESTACIÓN la cual se ajusta a la verdad y que permite conocer en forma clara, precisa y concisa, la naturaleza, especie, calidad, estado, peso, cantidad, precio, origen, procedencia y toda circunstancia o elemento necesario para permitir la correcta clasificación arancelaria y valoración de las mercaderías por parte del servicio aduanero; así como también permite establecer, el régimen tributario y las intervenciones de organismos extra-aduaneros y control de las prohibiciones.

Pablo Eduardo Gimenez, IEA Vicente Lopez. Sábados.

 

Reservá tus vacaciones

Booking.com

Fotografía