Inicio Escuela de Negocios Cobro de una cuenta corriente cerrada

Cobro de una cuenta corriente cerrada


COBRO DE UNA CUENTA CORRIENTE CERRADA

El cliente solicitó la nulidad de la sentencia del juicio ejecutivo, la revisión del saldo deudor de su cuenta corriente bancaria y los daños y perjuicios derivados del accionar del banco, al pretender cobrar una deuda inexistente por tratarse de una cuenta corriente que había sido cerrada.

Además, en el caso la entidad bancaria tampoco presentó los libros contables para la realización de la pericia contable poniendo excusas.

El cliente resulta ser el último eslabón de una contratación que viene impuesta por mecanismos harto complejos y sutiles. Se nos aparece así como la parte más débil de ciertos tipos de contratación moderna y en ese rol luce necesitado de adecuados resguardos y protección, en su solitaria posición de consumidor final» De esta forma el cliente se puede amparar en el art.37 la cual dice:

Sin perjuicio de la validez del contrato, se tendrán por no convenidas:

  • A – Las cláusulas que desnaturalicen las obligaciones o limiten la responsabilidad por daños;
  • B – Las cláusulas que importen renuncia o restricción de los derechos del consumidor o amplíen los derechos de la otra parte;
  • C – Las cláusulas que contengan cualquier precepto que imponga la inversión de la carga de la prueba en perjuicio del consumidor.

La interpretación del contrato se hará en el sentido más favorable para el consumidor. Cuando existan dudas sobre los alcances de su obligación, se estará a la que sea menos gravosa.

En caso en que el oferente viole el deber de buena fe en la etapa previa a la conclusión del contrato o en su celebración o transgreda el deber de información o la legislación de defensa de la competencia o de lealtad comercial, el consumidor tendrá derecho a demandar la nulidad del contrato o la de una o más cláusulas. Cuando el juez declare la nulidad parcial, simultáneamente integrará el contrato, si ello fuera necesario.

.Por eso, concluimos que al contrato bancario le resultan aplicables las disposiciones de la ley de defensa del consumidor (Ley 24240).

En esa misma línea consideraron que el banco debía resguardar esos principios en la relación con sus clientes «advirtiendo la existencia de conductas ?el abandono de la cuenta corriente lo es- y casos anómalos que pueden dar cuenta de defectos de información o de vicios en la voluntad del cliente».Lo cual pude causar un daño directo al consumidor que tambien el cliente se pude amparar en el art.40 bis (Ley defensa al consumidor)El daño directo es todo perjuicio o menoscabo al derecho del usuario o consumidor, susceptible de apreciación pecuniaria, ocasionado de manera inmediata sobre sus bienes o sobre su persona, como consecuencia de la acción u omisión del proveedor de bienes o del prestador de servicios.

La organización bancaria no cumplio con la ley establecida y artículos de la misma las cuales son:

 

Ley 24240:

ART.4:El proveedor está obligado a suministrar al consumidor en forma cierta, clara y detallada todo lo relacionado con las características esenciales de los bienes y servicios que provee, y las condiciones de su comercialización.La información debe ser siempre gratuita para el consumidor y proporcionada con claridad necesaria que permita su comprensión.

ART.10:El incumplimiento de la oferta o del contrato por el proveedor, salvo caso fortuito o fuerza mayor, faculta al consumidor, a su libre elección a:

  • A – Exigir el cumplimiento forzado de la obligación, siempre que ello fuera posible;
  • B – Aceptar otro producto o prestación de servicio equivalente;
  • C – Rescindir el contrato con derecho a la restitución de lo pagado, sin perjuicio de los efectos producidos, considerando la integridad del contrato.

Todo ello sin perjuicio de las acciones de daños y perjuicios que correspondan.

ART.19:Quienes presten servicios de cualquier naturaleza están obligados a respetar los términos, plazos, condiciones, modalidades, reservas y demás circunstancias conforme a las cuales hayan sido ofrecidos, publicitados o convenidos.

 

El cliente, en su rol de parte más débil en la negociación y como consumidor, no puede verse perjudicado por la desidia del banco demandado en el adecuado resguardo de su derecho en juicio. Es por eso que también deben darle a la actora una indemnización por daño moral que le causó esta impertinencia de la organización bancaria

 

NOMBRE: BRAYAN CHAVEZ.

Reservá tus vacaciones

Fotografía