El comercio

Argentina es la 36º mayor economía de exportación en el mundo. Sus principales exportaciones, gracias a que este país es rico en tierras y también por el clima se posibilita cultivar, no tanto como en otros países que no tienen el mismo beneficio, son la harina de soja, el maíz, el aceite de soja y soja. Los principales destinos de estas exportaciones son a Brasil, Estados Unidos, China, Vietnam y Chile.

En cuanto a las importaciones los principales orígenes de los productos son Brasil, Estados Unidos, China, Alemania y Mexico. De estos países lo que más se importa a Argentina son coches, piezas-repuestos, refinado de petróleo, teléfonos y gas de petróleo. Si bien son necesarias las importaciones porque no todo se produce en el país, hay que tener en cuenta que si lo que se importa también se producen en Argentina, se forma una competencia que perjudica a los productores nacionales. En estos casos se necesitaría intervención de la autoridad para proteger el mercado interno y el trabajo argentino, ya que trae consecuencias como el riesgo al quiebre de muchas empresas (generalmente pymes) y familias.

Caso contrario sucede en Brasil por ejemplo, país en donde según los registros sus exportaciones han caído un 3,4% pero las importaciones crecieron un 10,3%. En este caso particular beneficio a Brasil ya que lograron registrar en su Balanza Comercial un Superávit de U$s 6142 millones en Abril, esto significa que obtuvieron esa cantidad de dinero en ingresos que superaron sus gastos.

Volviendo al caso argentino necesitamos que las exportaciones continúen subiendo en nuestro país ya que las importaciones aceleran a un ritmo muy avanzados (un 2,4%interanual, en promedio) que perjudica la economía ya que se genera un Déficit muy alto. Esto lleva a que a fin de año nos encontremos con un desequilibrio porque a corto plazo no habrá medidas de política por parte del gobierno como por ejemplo mejorar la competitividad vía precio, esto quiere decir una despreciacion del tipo de cambio real o medidas de aranceles para los sectores más afectados y vulnerables con esta situación. Lo que si planifican para un futuro es mejorar la competitividad en base al crecimiento de la productividad que se haría posible gracias a que hayan mayores inversiones. Es por eso que comenzaron un viaje a China y Japón para poder atraer nuevas inversiones al país, nuevos mercados , y así poder elevar las ventas argentinas.

Artículo anteriorUn giro importante para YPF
Artículo siguienteMi pasión por el Hockey

Reservá tus vacaciones

Fotografía