Inicio Sin categoría Posturas en un conflicto laboral

Posturas en un conflicto laboral


“La coyuntura económica actual, que pareciera tener más que ver con las finanzas, en realidad lleva también un debate caliente respecto de cuestiones laborales. Con la devaluación y el pase a precios, ¿qué sucederá con las paritarias este año? Y en este contexto, ¿cuánto riesgo hay de una mayor conflictividad gremial? (…)
En primer lugar, el abogado laboralista Julián de Diego hizo una distinción entre la cláusula gatillo, que se utilizó en las negociaciones paritarias el año pasado y la de revisión, que es la actual, en la que el aumento salarial no se “dispara” automáticamente cuando la inflación supera a la proyectada, sino que las partes deben negociar. (…)
Expresó que la conflictividad en el nivel de las bases es “la peor de todas”, porque es “la más auténtica” y la que solo se puede contener si hay una respuesta en el aumento del salario. Hizo hincapié en que en la Argentina hay “un riesgo gravísimo de extralimitación del derecho de huelga”, y se explayó: “Cuando este derecho era ejercido cuando los trabajadores aún eran esclavos, había violencia, muerte y daño en la integridad física de los ciudadanos, y hoy estamos viendo abusos de este derecho que se pueden convertir en daño a la vida de las personas”.
Se refirió, como un caso puntual, al conflicto con los metrodelegados. “Es legítimo abstenerse de trabajar como un único daño producido a las empresas, pero todo lo que tenga que ver con patotas y producir daños a la compañía más allá de abrir los molinetes, a eso hay que ponerlo en orden porque está afectando la paz social común”, dijo.”

En el articulo seleccionado se puede distinguir que la causa del conflicto laboral son los reiterados aumentos de tarifas en los servicios y productos de consumo básico que afectan la economía en nuestro país generando diferentes paros y reclamos de aumentos de salarios para paliar los precios y, según el autor, el abuso del ejercicio del derecho a huelga por parte de algunos gremios, específicamente los metrodelegados, que afectan a los usuarios de transporte público y a las empresas responsables del servicio.

En este conflicto podemos identificar diversas leyes por las cuales cada sector va a reclamar sus derechos. Entonces, los gremios se basan en la ley 23.551 de asociaciones sindicales, la cual les da capacidad de representación de un determinado grupo de trabajadores divididos según la actividad que realicen, pudiendo participar en paritarias y asambleas para el beneficio de sus afiliados. Por su parte, el artículo 14 bis de la Constitución Nacional también protegerá el trabajo en sus diversas formas y la retribución del mismo, garantizando salario mínimo, vital y móvil; y a los gremios el derecho a concretar convenios colectivos de trabajo, recurrir a la conciliación y al arbitraje y el derecho a huelga.
Las empresas que prestan los servicios de trasporte, bajo el artículo 87 de la ley 20.744 de contrato de trabajo, podrá exigir al trabajador ser responsable de los daños que cause a los intereses del empleador, sea por dolo o culpa en el ejercicio de sus funciones; ya que al detener el servicio o liberar los molinetes, causan importantes pérdidas para las compañías.
Por último, todos los habitantes de las nación tienen derecho a transitar libremente por el territorio nacional según el artículo 14 de la Constitución Nacional, derecho que se ve viciado por los reiterados paros y cortes de calle que llevan a cabo los gremios en uso del derecho de peticionar a las autoridades, que avala mencionado artículo.

Se entiende que los trabajadores reclaman con justa razón un aumento de sueldos proporcional al aumento de tarifas y utilizan los medios que les son proporcionados o accesibles para hacerlo. Los empleadores o el Estado (según corresponda al sector) responden en la medida de su capacidad, pero no son beneficiados si los empleados toman medidas extremas para hacer llegar su reclamo.
Se puede concluir, que si bien cada actor de este conflicto tiene sus motivos para reclamar y sus fuentes en el derecho para cubrir sus apelaciones, se debería encontrar un punto medio en el cual el beneficio sea para todos los involucrados.

Artículo anteriorCounseling: Una profesión abriéndose camino
Artículo siguienteFASENTO

Fotografía

Nuestro diario

Ingresá a leer todas las noticias en nuestro diario: Prensa Libre Online