Inicio G. SOTO - TN- CABALLITO / LA LOGÍSTICA ACTUAL EN LA ARGENTINA
Array

G. SOTO – TN- CABALLITO / LA LOGÍSTICA ACTUAL EN LA ARGENTINA

LA LOGISTICA ACTUAL EN LA ARGENTINA

 

La logística se ha convertido en uno de los ejes centrales de toda empresa. Cada vez se centran más los esfuerzos en asegurar que los productos llegan al consumidor de la manera más efectiva y se intentan mejorar las cadenas de suministro para optimizar los procesos.

Esencialmente, la logística es un componente clave para el desarrollo económico del país. Esta es una certeza que ha ido prosperando en los últimos años con el surgimiento de iniciativas públicas y privadas tendientes a incrementar la competitividad, optimizar costos y vigorizar el crecimiento del sector.

Pese a los esfuerzos, todavía existen grandes desafíos irresolutos en términos de infraestructura, incorporación de nuevas tecnologías, rutas y nuevas modalidades de transporte, entre los más importantes, además de ciertas variables económicas que contribuyan al desarrollo estable de la actividad.

Tal como ocurre en cualquier país del mundo, la consolidación del sector logístico argentino depende en buen grado de la marcha de la economía. No es casual que los tres desafíos principales para 2018 tengan que ver con los volúmenes del negocio, el control de costos y la productividad. Estos aspectos se relacionan, en mayor o menor medida, con el entorno macroeconómico en el que las compañías debemos operar.

Podríamos decir que la productividad es el reto prioritario, entendida como la necesidad de trabajar en innovaciones que mejoren la calidad del servicio logístico, así como también sus costos. Justamente, el control de costos está vinculado con los incrementos inflacionarios, aun inciertos, y los márgenes acotados de nuestro mercado. Por último, se espera que este año exista un repunte de los volúmenes, los cuales han estado algo estancados en 2017.

El déficit en infraestructura es todavía un tema a resolver. De acuerdo a los datos del Foro Económico Mundial, Argentina es uno de los países de la región más atrasados en términos de capacidad logística. Los datos indican que el promedio de inversión regional en infraestructura es de alrededor del 3,5% del PBI, mientras que los índices de nuestro país apenas llegan al 2,9%. Hay una necesidad creciente de Centros de Distribución calificados, la cual debe ser resuelta con una oferta articulada y eficiente entre el sector público y privado.

La falencia en cuanto a infraestructura logística sucede porque el 94% del transporte es carretero y el tendido ferroviario es obsoleto. Debemos replantearnos la matriz portuaria en Argentina. El 95% del comercio interno y el 80% del exterior se mueve por carreteras”.

La llegada del bitren, una iniciativa que se encuentra bajo evaluación por el Ministerio de Transporte, puede ser un aporte relevante para el movimiento de grandes volúmenes, con la ventaja de una implementación inmediata a partir de la infraestructura vial ya existente.

Por último, debemos estar atentos al desarrollo del e-commerce, un sector que viene creciendo de forma sostenida.

Este aumento se debe a nuevos clientes que confían en las compras online como forma de compra.

Conclusión:

En cuanto al servicio hay mucho por mejorar, principalmente en los tiempos y precisión de entregas en el interior del país, además de la necesidad de mejorar costos y calidad.
Venimos arrastrando una serie de cuestiones que hacen a debilidad, falencias, falta de infraestructura, problemas en las interrelaciones entre los actores que participan en las cadenas logísticas –nacionales, de aprovisionamiento internacional y exportación-, una cantidad de normativas que hay que ajustar, y elementos de costos que hace tiempo vienen incidiendo de manera muy fuerte en los resultados. Creo que venimos arrastrando una situación bastante complicada para quienes tienen que actuar en el campo logístico, ya sean los mismos dueños de las cargas o los operadores.

Sin embargo, hay un clima que indica que estas situaciones se van acomodando; se ve a partir de iniciativas de nuevas políticas públicas que apuntan a corregir las falencias en infraestructura. Una cantidad de obras fueron anunciadas, y algunas ya están en marcha, fundamentalmente en lo que hace a poner en valor la red troncal ferroviaria y caminera, y mejoras en puertos clave.

Hay una mirada mucho más focalizada en la logística, que no la teníamos hasta hacía un tiempo. Es más complejo resolver cuestiones que tienen que ver con la relación entre los actores, como sindicatos y aduanas.

 

 

 

Bibliografia

http://revistavial.com/panorama-de-la-logistica-latinoamericana/

http://webpicking.com/panorama-del-sector-logistico-argentino-2018/

Fotografía

Nuestro diario

Ingresá a leer todas las noticias en nuestro diario: Prensa Libre Online