Existen muchas carreras que pueden cursarse en ambos tipos de instituciones, pero con diferentes características, orientaciones y exigencias, pero especialmente podemos decir las diferencias son la duración de las carreras ( terciarios es entre dos y tres años ,son las que comúnmente se denominan “carreras cortas”. Pero no te confundas con las que ofrecen algunas academias que también hablan de carreras cortas pero que, en realidad, son cursos (no carreras) que no tienen reconocimiento oficial , los contenidos en un instituto Terciario pueden ser mas específicos, en cambio un título Universitario el contenido es más generalista aunque tambien incluyen un titulo terciario optativo y su duración es entre 4 y 6 años. Instituto iea

Para que puedas informarte bien y así tomar una mejor decisión sobre dónde estudiar, a continuación te presentamos una visión comparativa entre la universidad y los institutos terciarios por medio de una serie de preguntas cuyas respuestas describen las diferencias entre cursar una carrera en una universidad y cursarla en un instituto terciario.

¿Qué tipo de formación brindan y cuál es el contenido general de las carreras?

Universidad

Ofrece una formación de carácter teórico-práctica. Forman profesionales, investigadores y científicos en todas las ramas del conocimiento. Las ciencias y las tecnologías básicas y aplicadas impartidas en la universidad brindan la formación necesaria para llegar a ser un experto en la respectiva disciplina.

Las carreras universitarias generalmente se conforman de un primer ciclo (básico) integrado por materias de formación general en ciencias básicas y a continuación un segundo ciclo (de especialización) integrado por materias específicas de la respectiva carrera.

Por eso, en una primera etapa, suelen cursarse materias como matemática, sociología, historia, filosofía, lógica, entre otras, que generalmente no están directamente vinculadas al saber específico de la respectiva carrera.

La formación es fundamentalmente académica y, por lo general, no tan profunda en los aspectos prácticos y aplicativos del ejercicio profesional. Y esto es razonable por cuanto la función principal de la universidad es ser creadora de conocimiento y formadora de profesionales capaces de desarrollar la investigación y el pensamiento creativo para generar nuevas ideas y descubrimientos en el campo de las ciencias y las tecnologías.

Sin embargo, históricamente existe una distancia importante entre la formación académica que brinda la universidad y las necesidades concretas del mundo del trabajo, lo cual muchas veces dificulta seriamente la inserción y adaptación laboral del egresado.

Terciarios

Ofrecen una formación de carácter técnico-instrumental. Forman profesionales (técnicos, docentes y artistas) en las más variadas disciplinas.

Las carreras terciarias omiten la formación general en ciencias básicas que incluye la universidad y apuntan directamente al saber requerido, concentrándose en la capacitación y el entrenamiento en el campo profesional de la carrera elegida.

A similitud de carreras, los planes de estudios de los institutos terciarios tienen, en general, contenidos similares a los universitarios pero más específicos y orientados a las necesidades de la profesión y a los requerimientos concretos del mercado laboral.

Por lo tanto, las materias a estudiar tienen un mayor contenido de aplicación práctica y de entrenamiento profesional en el campo específico. En los institutos terciarios tienen una gran importancia la realización de talleres, trabajos de campo y pasantías en empresas.

En éstos se prepara al futuro profesional específicamente para insertarse en el mundo laboral y cubrir las demandas de conocimientos y práctica que el mercado presenta. El alumno se incorpora como pasante al mundo del trabajo desde prácticamente el inicio de mismo de la carrera.

Todo el régimen de los institutos terciarios está orientado y preparado para una rápida y exitosa incorporación laboral.

Qué títulos otorgan y qué validez tienen?
Universidad

Son los denominados títulos de grado. Ejemplos: Licenciado, Ingeniero, Abogado, Contador, Médico, Arquitecto, etc.

Tienen validez nacional.

Muchas carreras universitarias otorgan títulos intermedios luego de 2 o 3 años de cursado que, generalmente, se denominan tecnicaturas universitarias y se consideran títulos de pre-grado. La formación y el título que otorgan son de nivel técnico (como los de los institutos terciarios) y habilitan para ejercer la profesión hasta un cierto nivel profesional. Es decir, no son carreras de grado o carreras universitarias propiamente dichas aunque se estudien en una universidad.

Por ejemplo, una carrera de grado de Licenciatura en Informática de 5 años puede otorgar al tercer año un título de Analista en Informática.

Luego el estudiante puede continuar o no con la carrera hasta alcanzar el título de grado en la misma disciplina.

Terciarios

Son los denominados títulos de pre-grado, y pueden ser tecnicaturas o profesorados.

Las tecnicaturas o carreras técnicas otorgan títulos de Técnico Superior, Instructor, Analista, Especialista, Auxiliar, Diseñador, Traductor, etc., en diferentes especialidades. Por ejemplo: Técnico Superior en Administración de Empresas, Profesor de Inglés, Instructor de Natación, Analista de Sistemas de Computación, Especialista en Terapia Familiar, Auxiliar de Enfermería, Diseñador Gráfico Publicitario, Traductor Literario y Técnico.

Los profesorados o carreras docentes otorgan títulos de Profesor. Por ejemplo: Profesor de Inglés, Profesor de Enseñanza Primaria y Preescolar, Profesor de Música, Profesor de Geografía.

Tienen validez oficial y nacional.

Muchas carreras terciarias otorgan títulos intermedios luego de 1 o 2 años de cursado, los cuales acreditan una formación básica en la especialidad y habilitan para ejercer la profesión hasta un cierto nivel profesional. Luego el estudiante puede continuar o no con la carrera hasta alcanzar el título final.

En definitiva, ¿Estudio en una universidad o en un terciario? (clik para ver )

¿Para qué habilitan a desempeñarse?
Universidad

Los títulos universitarios te preparan y habilitan para desempeñarte en los niveles directivos de las organizaciones, para el ejercicio profesional de actividades reguladas y para la actividad profesional independiente en tus propios emprendimientos.

Para ejercer legalmente determinadas profesiones no basta con el título universitario. Son las profesiones reguladas, que son aquellas que pueden ser ejercidas solamente por profesionales habilitados (o matriculados) por sus respectivas asociaciones o consejos profesionales que regulan la actividad y emiten la matrícula profesional requerida para ejercer la actividad. Por ejemplo: abogados, contadores, ingenieros, médicos, arquitectos, escribanos.

Con un título universitario generalmente podés acceder a posiciones y salarios más altos en una empresa.

Terciarios

Los títulos terciarios te preparan y habilitan para desempeñarte en las jefaturas intermedias de las organizaciones y para la actividad profesional independiente en tus propios emprendimientos.

Brindan la calificación específica, necesaria y suficiente para asegurar oportunidades de trabajo y buen desempeño en el respectivo ámbito profesional.

¿Cómo son el régimen y las exigencias del cursado?
Universidad

El régimen universitario se basa en la auto-gestión y la libertad de elección del alumno. Es un sistema totalmente distinto al de la escuela secundaria. El alumno elige las materias que va a cursar (hay materias obligatorias y materias optativas) y el momento en que las cursa (respetando las respectivas correlatividades). Incluso en algunas universidades y materias se admite la condición de alumno libre, la cual permite al alumno rendir el examen final sin la exigencia de haber asistido a las clases.

Todo esto significa que el progreso en la carrera depende totalmente del estudiante.

Esta mayor libertad requiere del estudiante ser muy organizado, saber administrar sus tiempos, estar muy comprometido con el estudio y con sus objetivos profesionales y ser muy responsable. La falta de estas características personales constituye un fuerte obstáculo para las posibilidades de progresar en la carrera y finalizar los estudios, con una alta probabilidad de abandonar la carrera o prolongarla en forma excesiva.

Por otra parte, la cantidad de horas de clase obligatorias en la universidad está ajustada a lo mínimo indispensable en función de la libertad académica existente, por la cual el estudiante debe dedicar su “tiempo libre” a avanzar en sus conocimientos. Y esto se ajusta al principio de responsabilidad académica que caracteriza al nivel universitario y que debe tener el estudiante.

Además, el tipo de materias que se cursan y el nivel de exigencia académica requieren una buena preparación previa en ciencias básicas (lengua, matemáticas, física, química, etc.), en comprensión de textos y en pensamiento lógico y abstracto.

Terciarios

A diferencia del sistema que aplican las universidades, el régimen de cursado en los institutos terciarios es más parecido al de la escuela secundaria. Su organización está más basada años que en materias.

Los requerimientos de asistencia a clase son generalmente más estrictos y el plan de estudios es fijo, es decir, hay menos flexibilidad para que el alumno decida qué materias quiere cursar y en qué momentos hacerlo. Esto que, en principio, parece una desventaja, en la práctica termina siendo un factor que favorece el avance y la finalización de los estudios.

Las instituciones terciarias son más “contenedoras” que la universidad. Los métodos de enseñanza están basados en una mayor interacción entre profesores y alumnos. Los cursos suelen tener una menor cantidad de estudiantes que en la universidad, lo cual permite un mayor apoyo y seguimiento del docente a los alumnos y una práctica profesional más dirigida y personalizada.

Es decir, los institutos terciarios están mejor preparados que las universidades para la realidad actual de los egresados de la escuela secundaria. A diferencia del régimen que aplican las universidades, la metodología de los institutos terciarios se parece mucho al que se aplica en el nivel medio. Y, teniendo en cuenta la formación insuficiente con la que llegan los estudiantes secundarios, se les brinda un mayor apoyo y un seguimiento muy cercano. Un gran ejemplo de un instituto terciario es el instituto iea

Por otra parte, la organización de los estudios, el régimen de cursado y el nivel de exigencia generalmente ofrecen mejores posibilidades para quienes deseen estudiar y trabajar al mismo tiempo.

De hecho, el porcentaje de alumnos que abandonan los estudios es mucho menor en los institutos terciarios que en las universidades.
Terciarios

Al finalizar tus estudios en un terciario y obtener la respectiva tecnicatura o profesorado, podés complementar tu formación de dos maneras:

1. Cursar un postítulo terciario para especializarte en la misma área profesional o diferente a la de la carrera terciaria que cursaste.

2. Continuar tu carrera en la universidad para obtener el título de grado universitario, generalmente una licenciatura.

Esta última opción se denomina comúnmente articulación y se puede realizar cuando hay un convenio de articulación firmado entre el instituto terciario y la universidad en cuestión. El plazo para obtener la licenciatura varía según la carrera y el convenio específico.
Terciarios

Los institutos terciarios, tanto públicos como privados, dependen del Ministerio de Educación de la respectiva provincia.

Esto hace que un instituto terciario deba cumplir estrictas regulaciones educacionales, que son permanentemente supervisadas por el Ministerio de Educación, y que aseguran la calidad de la enseñanza. Además, las autoridades oficiales promueven que los planes de estudios terciarios estén actualizados y respondan a las verdaderas demandas de la sociedad y del mercado laboral.

Para consultar sobre carreras y títulos terciarios, tenés que dirigirte al instituto terciario que te interese o la Dirección de Educación Superior del Ministerio de Educación de tu provincia.

Dejar respuesta