Los contaminantes físicos son diferentes formas de energía que al unirse con el ambiente provocan un intercambio de dicha energía y las personas, que si no son reducidos o controlados pueden generar alteraciones en la salud de quien los manipule o esté expuesto a ellos. Se clasifican en:

  • Ruido
  • Vibración
  • Radiación (ionizante/no ionizante)
  • Temperatura
  • Iluminación

Presentes en la Ley de Higiene y Seguridad en el Trabajo n° 19.587 junto con sus límites aceptables a los que podrá estar expuesto el trabajador sin afectar su salud.

Ruido: sonido no deseado, molesto, una sensación sonora que en determinadas situaciones puede ocasionar alteraciones físicas y psíquicas. Se caracteriza por dos magnitudes: la frecuencia (número de variaciones de presión por segundo, Hertz (Hz) y amplitud (medida o alcance de los cambios de presión, decibelio (dB).
Si se está expuesto a altos grados de sonido en un tiempo prolongado éste va a generarle efectos negativos en su salud:
-Auditivos: disminución temporal de la capacidad auditiva recuperándola al cesar el ruido, sordera o hipoacusia profesional tras una exposición continuada a ambientes ruidosos durante la vida profesional.
-Psicológicos: cansancio, irritabilidad, reducción de la eficiencia y la capacidad de trabajo, hasta aumento de la frecuencia respiratoria, hipertensión, efectos digestivos, agresividad, etc.

VALORES LÍMITE

Medidas a tomar:
-Disminuir el nivel de presión acústica en el origen (foco): Modificar/sustituir procesos
-Disminuir el nivel de presión acústica durante la transmisión: Barreras, distancias, etc.
-Disminuir el nivel de presión nivel del trabajador expuesto: Reducción del tiempo, EPP.


Vibración:
todo movimiento agitado o tembloroso de un cuerpo sólido respecto a una posición inicial, en un punto, un medio físico cualquiera. Puede actuar en todo el cuerpo, por ejemplo vibraciones de plataforma o piso, vibraciones de asiento de conductor, etc. o si no se da en un punto de contacto entre el cuerpo vibrante y la mano, disminuye la vibración aislándose del resto del cuerpo, limitando así los efectos a la mano y brazo. Por ejemplo herramientas manuales. (Volante o caja de cambios del vehículo, etc.).

VALORES LÍMITE:

Medidas de prevención:
Control de la vibración emitida
Adquisición de equipos con bajo nivel de vibraciones
Uso adecuado de las máquinas y herramientas (capacitación sobre su uso)
Un mantenimiento adecuado disminuye los niveles de vibración
Control de la vibración recibida
Mangos anti vibratorios
Uso de guantes anti vibración

Temperatura: Aspectos físicos ambientales de temperatura que pueden ocasionar daños físicos. Debe tenerse en cuenta:
-Se necesita mantener la temperatura interna del cuerpo (sean cuales sean las condiciones exteriores) siempre debe ser de 36.1ºC.
-La actividad física del cuerpo genera calor internamente (el calor es el único contaminante que puede ser generado por el hombre, por lo que posee mecanismos de defensa contra él).
-La exposición a condiciones térmicas extremas son inmediatas.

INTERCAMBIO TÉRMICO:
Los mecanismos básicos de intercambio térmico entre el cuerpo humano y el ambiente que lo rodea son: conducción, convección, radiación y evaporación. El balance térmico se consigue cuando la suma del calor perdido o ganado por el cuerpo a través de estas cuatro vías debe ser cero para mantenerse a una temperatura de 37ºC.
También la vestimenta es una variable influyente en la sensación de confort, e independiente de las condiciones ambientales.
Los efectos negativos para la salud comienzan cuando naturalmente el hombre comienza a generar calor para moderar el frío o disipar el calor evitando la subida de temperatura interna.

EFECTOS:

Medidas preventivas (frio): (normalmente no puede modificarse las condiciones ambientales). La protección debe basarse en:
-uso de ropas adecuadas
-limitar el tiempo de exposición con pausas e intervalos regulares

Medidas preventivas (calor):
-Actuar sobre el foco de calor: apantallamientos de los focos de calor radiante
-Actuar sobre el ambiente térmico: ventilación general y localizada
-Actuar sobre el individuo: equipos y prendas de protección personal

Radiaciones: Dependiendo la energía, existen 2 tipos:

RADIACIONES NO IONIZANTES: aquellas cuya energía no es suficiente para ionizar las células del cuerpo. Reciben nombres distintos en función de cual sea su frecuencia causando diversos efectos en el organismo.

RADIACIONES IONIZANTES: pueden ser naturales como artificiales y al incidir sobre el organismo provocan diferentes alteraciones debido a la ionización de las células. Estas tienen una relación “causa-efecto” a partir de un nivel de dosis recibida, debajo de cierto nivel no se producen efectos directos, sino que serán a largo plazo.
La protección frente a las radiaciones ionizantes dependerá de los siguientes factores: -Tipo de fuente radiactiva, dónde y cómo está alojada
-Actividad de la fuente, tipo y características de la radiación producida

Medidas preventivas (dependiendo de los parámetros ya nombrados)
– Límite anual de dosis para profesionales expuestos
– Delimitación de zonas y señalización
– Aumentar la distancia a la fuente
– Utilización de protecciones personales
– Formación e información.

Iluminación: La iluminación es uno de los factores ambientales que tiene como principal finalidad el facilitar la visualización de las cosas dentro de su contexto espacial, de modo que el trabajo se pueda realizar en condiciones aceptables de eficacia, comodidad y seguridad

REQUISITOS DE ILUMINACIÓN
Primera condición que debe cumplirse: la cantidad de energía luminosa producida por la fuente (medida en lúmenes) que llega al plano de trabajo deber ser adecuada a la tarea que se realiza. Dicha cantidad se expresa en lux.
Toda actividad requiere una determinada iluminación que debe existir como valor medio en la zona donde se desarrolla la misma. Este valor depende de los siguientes factores:
-Tamaño de los detalles
-Distancia entre ojo y objeto
-Contraste entre el detalle y el fondo sobre el que destaca
-Rapidez de movimiento del detalle La edad del observador.
Segunda condición: no producir deslumbramientos, esto se produce cuando miramos una luz más fuerte que a lo que está acostumbrado el ojo (iluminación ubicada a baja altura y sin pantalla, fuente mal colocada o luz reflejada en superficies brillantes).
Tercera condición: que se dé un contraste suficiente entre los distintos objetos que se están viendo, por ejemplo entre el papel y la superficie de la mesa. Una falta de contraste en aquellos trabajos que requieran una atención necesaria puede originar fatiga.

 

Dejar respuesta