Sacarosa (C12H22O11). El más común de los glucidos : el azúcar de mesa.

La sacarosa, azúcar común o azúcar de mesa es un disacarido es decir, un hidrato de carbono que se forma a partir de la unión de dos azúcares monosacáridos.  formado por alfa-glucopiranosa y beta-fructofuranosa.

Su nombre químico es alfa-D-Glucopiranosil – (1?2) – beta-D-Fructofuranósido, mientras que su formula es C12H22O11.

El cristal de sacarosa es transparente, el color blanco es causado por la múltiple difracción de la luz en un grupo de cristales.

El azúcar de mesa es el edulcorante más utilizado para endulzar los alimentos  y suele ser sacarosa. En la naturaleza se encuentra en un 20 % del peso en la caña de azucar  y en un 15 % del peso de la remolacha azucarera, de las que se obtiene el azúcar de mesa. La miel también es un fluido que contiene gran cantidad de sacarosa parcialmente hidrolizada.

 

Estructura y función:
La sacarosa, es un disacárido de glucosa y fructosa. Se sintetiza en plantas, pero no en animales superiores. No contiene ningún átomo de carbono anomerico libre, puesto que los carbonos anoméricos de sus dos unidades monosacáridos constituyentes se hallan unidos entre sí, covalentemente mediante un enlace O-glucosídico. Por esta razón, la sacarosa no es un azúcar reductor y tampoco posee un extremo reductor.

Su nombre abreviado puede escribirse como Glc(a -1à 2)Fru o como Fru(b 2à 1)Glc. La sacarosa es un producto intermedio principal de la fotosíntesis, en variados vegetales constituye la forma principal de transporte de azúcar desde las hojas a otras partes de la planta. En las semillas germinadas de plantas, las grasas y proteínas almacenadas se convierten en sacarosa para su transporte a partir de la planta en desarrollo.

Una curiosidad de la sacarosa es que es triboluminiscente, lo cual significa que produce luz mediante una acción mecánica. Posee un poder rotatorio de +66.

 

Como afecta al metabolismo:

 

En los humanos y otros mamiferos, la sacarosa se desdobla en sus dos azúcares monosacaridos  constitutivos, glucosa y fructosa, por la acción de las enzimas sacarasa o la isomaltasa (glucosidasas), las cuales están ubicadas en la membrana celular de los microvilli  del duodeno. Como resultado, las moléculas de glucosa y fructosa son absorbidas hacía el torrente sanguíneo.

El consumo de sacarosa en grandes cantidades está relacionado con enfermedades, como la caries dental, debido a que las bacterias de la boca convierten los azúcares en ácidos que atacan el esmalte dental.

La sacarosa, como carbohidrato puro, contiene 3.94 kilocalorias por gramo. Cuando se consumen grandes cantidades de alimentos con sacarosa, nutrientes benéficos pueden desplazarse de la dieta, lo cual contribuye a problemas de salud. Se ha sugerido que la sacarosa contenida en las bebidas (como las gaseosas) está relacionada con la obesidad y podría estarlo en la resistencia a la insulina.

Puede contribuir a desarrollar el sindrome metabolico. ? En un experimento con ratas que fueron alimentadas con una dieta en la que un tercio de su alimento era sacarosa mostraron primero elevados niveles de trigliceridos, lo que generó grasa visceral, seguida de resistencia a la insulina. Otro estudio en ratas encontró que una dieta rica en sacarosa desarrolló hipertrigliceridemia , hiperglucemia y resistencia a la insulina.

 

Uso comercial:

El ser humano tiende a consumir sacarosa en exceso, algo que deriva en diversos trastornos de salud. La razón de tal costumbre está vinculada a su apreciado sabor y a su bajo coste. Por eso muchas comidas incluyen una cantidad exagerada de sacarosa.

Este es  el edulcorante más utilizado en el mundo industrializado, aunque ha sido en parte reemplazada en la preparación industrial de alimentos por otros endulzantes tales como jarabes de glucosa, o por combinaciones de ingredientes funcionales y endulzantes de alta intensidad.

Generalmente se extrae de la caña de azucar, de la remolacha o del maiz y entonces es purificada y cristalizada. Otras fuentes comerciales (menores) son el sorgo dulce y el jarabe de arce.

La extensa utilización de la sacarosa se debe a su poder endulzante y sus propiedades funcionales como consistencia. Por tal motivo es importante para la estructura de algunos alimentos incluyendo panecillos y galletas, nieve y sorbetes, además es auxiliar en la conservación de alimentos, siendo un aditivo comúnmente utilizado en la preparación de la denominada comida basura.

 

 

Precauciones:

Su consumo excesivo puede causar obesidad, diabetes, caries, o incluso la caída de los dientes. Hay personas que sufren intolerancia a la sacarosa, debido a la falta de la enzima sacarasa, y que no pueden tomar sacarosa, ya que les provoca problemas intestinales.

 

Definiciones:

  • La triboluminiscencia: es la emisión de luz posterior a una deformacion a una fractura vía mecanica  o termica.

Dejar respuesta