Inicio DEBATE INSEGURIRDAD MENORES EN LA CARCEL?
Array

DEBATE INSEGURIRDAD MENORES EN LA CARCEL?

DEBATE INSEGURIDAD: ¿LOS MENORES DEBEN IR A LA CARCEL?
Hasta hace no demasiados años en los hogares se dejaba la puerta sin llave y no pasaba nada. Hoy la inseguridad reina en las calles.
La gente tiene miedo de ser asaltada, las ventanas tienen rejas.
La amenaza para algunos es el negocio de otros: guardias, porteros, puertas blindadas, rejas, portones, y en mi país se está sometiendo a consulta popular bajar la edad de imputabilidad de los menores, de 18 a 16 años de edad.
La pregunta del debate es:
¿Debe un menor que delinque ir a la cárcel o a un centro de rehabilitación?
El Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló que a los menores de edad a partir de los 14 años pueda aplicarse la medida de prisión preventiva, mientras se determina la sentencia en su caso, cuando se señale su presunta responsabilidad en ciertos delitos graves.
La prisión preventiva no podrá excederse de un periodo de 5 meses, como una “medida excepcional”, y con la obligación de revisar mensualmente su aplicación, en cada uno de los casos.

En el Pleno la votación para declarar la constitucionalidad fue de 8 votos a favor y 3 en contra.

“El internamiento se utilizará sólo como medida extrema y por el tiempo más breve que proceda, y podrá aplicarse únicamente a los adolescentes mayores de catorce años de edad, por la comisión o participación en un hecho que la ley señale como delito”, indicó el proyecto aprobado.

El diario Reforma apuntó que entre los delitos graves en los que se consideraría la prisión preventiva para menores están los de homicidio calificado, narcotráfico, delincuencia organizada, terrorismo, extorsión agravada, violación, lesiones graves, trata de personas y robo con violencia.

La discusión en la Suprema Corte se dio a partir de una acción de inconstitucionalidad promovida por el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), “demandando la invalides de los artículos 72, Fracción II, Inciso A), 119, Fracción XI, y 122 de la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes.

“El hecho de prever la prisión preventiva para los adolescentes se aparta del sistema constitucional de justicia para adolescentes, además de que es contraria a la libertad personal y al principio de presunción de inocencia”, señaló la CNDH en su acción de inconstitucionalidad.

Antes de imponer esta medida, el juez tiene que razonar “por qué ninguna de las demás medidas precautorias que están en el artículo 119 es aplicable para el caso”, indicó en una intervención antes de votar el ministro Laynez Potisek.

“No veo argumentos para negar el que pueda existir esta figura y menos de la manera en que la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes lo hizo… con excepcionalidad y con límites específicos y con obligación de revisar la medida mensualmente, entre otros muchos aspectos que realiza”, agregó.

El ministro Pardo Rebolledo, en tanto, mencionó que la prisión preventiva avalada es distinta a la que se utiliza para adultos en el proceso penal respectivo.

“Esto se corrobora con la propia lectura de las disposiciones impugnadas en este apartado, en donde a esa llamada ‘prisión preventiva’ se le pone un límite máximo de duración, se pone la obligación de estarla revisando periódicamente, se establece en la ley que esa medida cautelar debe ser de ultima ratio, es decir, debe ser la medida más grave, y si hay algunas de menor intensidad que deban usarse, deberán preferirse; ésta tendría que ser como la última instancia”, mencionó.

“Entonces, se llega a la conclusión de que ‘prisión preventiva’ debemos entenderlo como internamiento preventivo y que el hecho de que se utilice esa expresión no quiere decir que se esté aplicando a los adolescentes el sistema penal para adultos… la circunstancia de que se utilice ‘prisión preventiva’ no genera un régimen confuso para los adolescentes”, agregó.
Comentarios
En definitiva que hacemos frente a estos casos que ya nos sobrepasan! donde ya elegimos quedarnos en casa, correr una cuadra con el temor de no saber si un nene (porque eso son) nos va a matar y frente a eso decir es menor mañana sale.
En mi opinión deben ser juzgados como adultos ya que al tirar del gatillo, violar o matar un menor no les tiembla el pulso, siendo muy triste que hasta lo hacen menores de 16 años llegan hasta asesinos en la edad de 13 que a las 4 horas están libres mientras que una persona para declarar está casi todo un día.

Artículo anteriorSOTO-INVESTIGACIÓN LOGISTICA
Artículo siguienteLetra de Cambio (jrm)

Fotografía

Nuestro diario

Ingresá a leer todas las noticias en nuestro diario: Prensa Libre Online