Inicio INFLACIÓN EN ARGENTINA
Array

INFLACIÓN EN ARGENTINA

En el presente informe, se hablara sobre la inflación en argentina, a que se debió, sus consecuencias y las medidas que se quieren adoptar para modificar la situación actual.

Desde el gobierno nacional, se estima que la inflación anual argentina será de entre un 12 por ciento y el 17 por ciento para el corriente año.

Mientras que para las consultoras privadas y los organismos bancarios, tras sus investigaciones económicas-financieras dieron con el análisis de que se llegara a un 12 por ciento anual.

Este crecimiento inflacionario se produjo a raíz de los siguientes factores que se implementaron tras el cambio de gobierno:

Subas en precios de comunicaciones
Crecimiento en el precio del transporte
Incremento en precios de alimentos y bebidas
Aumento en los impuestos

 

Debido a esto, se produjeron consecuencias inmediatas, tales como:

  • La depreciación de la moneda argentina(el peso)

Esto recae en la desconfianza de nuestra moneda, ya que deja de tener valor a comparación de otras monedas extranjeras, las cuales comienzan a ser más fuertes. Por eso, se generó un aumento en viajes al exterior y un decrecimiento en el consumo nacional, ya que conviene comprar productos en el exterior a nivel financiero; provocando una fuga de capitales.

  • Baja considerable en el consumo nacional.

Como mencionamos en el postulado anterior, al tener precios altos de los productos, los consumidores optan por  adquirir solo productos, servicios y bienes de primera necesidad a nivel naciones; mientras que prefieren adquirir los demás bienes y servicios más accesibles en otros países.

  • A nivel inversiones, se pierde confiabilidad en el mercado.

Las empresas, al mirar las inversiones a largo plazo las ven desfavorecidas; por ello, apuntan a países de baja inflación las cuales producen más a confiabilidad a la hora de invertir.

  • Para abaratar costos, las empresas deciden reducir el número de empleados. (Reducir la mano de obra existente).

Esto produce una crisis social, ya que aumenta el nivel desempleo.

Todas estas consecuencias ya nombradas, se ven tanto a nivel micro como a nivel macro económico.

Para cumplir con la meta que dispone el Banco Central de la República Argentina (BCRA) de un 17 por ciento, la inflación debería de ser de un 0.9 por ciento cada mes hasta fin de año.

El BCRA, con el fin de bajar la inflación, tiene fuertes presiones políticas para reducir las tasas y no alentar inversiones en pesos que no aprovechan las fuertes ganancias ante este tipo de cambio.

Además se intentaran adoptar medidas tales como la reducción de los precios de los bienes de primera necesidad (alimentos y bebidas).

Se registra que el segundo semestre del pasado año, la inflación sumo un 8,8 por ciento; cifra casi similar a la alcanzada en los primeros meses del 2017.

En solo cuatro meses, la inflación acumulo un 9,1 por ciento y más de la mitad de lo planteado por el Banco Central (17 por ciento).

Cumplir una meta de un 17 por ciento de inflación anual, demandara un apretón monetario de impacto recesivo, justo cuando la economía muestra signos de reactivación.

Actualmente en el mes de junio, los datos de los consultores privados, apuntan a una fuerte desaceleración luego de tres meses de elevador índices; el índice se ubicaría en un 1,6 por ciento.

Debido a todos estos factores, se considera que la inflación argentina es muy alta. Y a comparación regional se mantiene como la más alta, luego de Venezuela, la cual tuvo una hiperinflación, llegando a un 720 por ciento en el actual año.

COMPARACIÓN DE LA INFLACIÓN A NIVEL REGIÓN

  • BRASIL:

En el mes de mayo, se registró una inflación del 0,1 por ciento; la mitad del mismo periodo en el 2016 (0,78 por ciento).

El índice acumulo una tasa de 1,42 por ciento en 5 meses en el año 2017, y la menor para el periodo de los últimos 18 años.

Brasil también fijo metas de inflación para terminar el año con una tasa de 4,50 por ciento.

Cabe aclarar, que este país atraviesa un periodo de recesión, y un aumento preocupante de desempleo que desemboco en un enfriamiento de los precios.

  • CHILE:

En dicho país, aumento un 0,1 por ciento en el actual año. La inflación se ubica en un 1,5 por ciento acumulado en cinco meses, con una tasa interanual de 2,6 %.

El año pasado, la inflación cerro en Chile en un 2,7 por ciento.

  • URUGUAY:

La inflación de este año fue de un 0,13 por ciento los primeros meses; la inflación acumulada en el año 2017 es del 4,2 por ciento.

En el mes de mayo, la inflación acumulo 5,58 por ciento en los últimos 12 meses, la mitad del 11 por ciento interanual del año pasado.

Por ello, se piensa que de manera de aplicarse una baja de precio en los productos alimenticios y de bebidas,  una estabilidad en los precios de impuestos (en lo que queda del año) y a las presiones que ejerza en BCRA para que la inflación no supere el 17 por ciento que se estima para lo que es el año 2017, se llegara a esa cifra. Y se espera que así sea.

Reservá tus vacaciones

Fotografía