Inicio EUTANASIA
Array

EUTANASIA

Palabra que deriva del griego cuyo significado es buena muerte.

La misma es la acción u omisión la cual acelera la muerte de un paciente desahuciado donde con su consentimiento se intenta evitar sufrimiento y dolor.

Se relaciona a la eutanasia como al final de la visa sin sufrimiento, la cual no incluye a personas inconscientes, como en el caso del coma.

Para entender un poco más, se tiene en cuenta que:

  • producen la muerte de los pacientes, que la pueden realizar en forma directa e intencionada.
  • Solo se realizan a petición expresa, que es reiterada en el tiempo donde tiene que se informada por el paciente en situación de capacidad.
  • Es realizada en un contexto de sufrimiento debido a una enfermedad incurable que los pacientes experimenten.
  • Solo son realizadas por profesionales que conocen a los pacientes y mantienen una relación significativa.

 

CLASIFICACIONES

Dentro de la eutanasia, la podemos clasificar en dos tipos:

  • Eutanasia directa
  • Eutanasia indirecta

Eutanasia directa:

Cuando hablamos de eutanasia directa, nos referimos a cuando adelantamos la hora de la muerte en caso de enfermedad incurable o terminal.

La misma puede ser activa, la cual consiste en provocar la muerte en forma directa. (Se recurren a fármacos que en sobredosis generarían efectos mortíferos).

O si bien, puede ser pasiva, donde se suspende o se omite el tratamiento de un proceso determinado, o la alimentación por cualquier vía donde se precipita el término de la vida; sería una muerte por omisión.

Eutanasia indirecta:

Hablamos de eutanasia indirecta cuando son efectuados, bajo intención terapéutica, procedimientos que producen la muerte como efecto secundario.

 

DIFERENCIA ENTRE MUERTE DIGNA , EUTANASIA Y SUICIDIO ASISTIDO

 

Son utilizados como sinónimos, pero las tres situaciones se diferencian tanto a nivel conceptual como desde el punto de vista legal.

La muerte digna es el derecho que ostenta el paciente, el cual padece una enfermedad irreversible, donde su estado de salud es terminal, de decidir y manifestar su deseo de rechazar procedimientos invasivos a su cuerpo.

La eutanasia es la acción del médico la cual provoca deliberadamente la muerte del paciente.

El suicidio asistido es la asistencia a otra persona, la cual desea terminar con su vida, para que lo consiga.

 

DIGNIDAD DE LA VIDA HUMANA

El concepto de dignidad humana se invoca tanto para defender la eutanasia como para rechazarla.

Para los defensores de la misma, la dignidad humana del enfermo consistiría en el derecho a elegir libremente el momento de la propia muerte, evitando los que fueran de otra forma, dolores repetitivos y situaciones que socavan la humanidad del mismo enfermo.

La muerte digna es la muerte con todos los respaldos médicos adecuados y los consuelos humanos posibles.

Es el respeto por la dignidad del ser humano hasta la hora de su muerte natural. La muerte digna consiste en que nace de la grandeza de ánimo de quien se enfrenta a ella.

Morir con dignidad no significa elegir la muerte, sino contar con la ayuda necesaria para aceptarla cuando llega.

El dolor, actualmente, se puede controlar. Se establecen medidas capaces para neutralizar el dolor.

ARGUMENTOS A FAVOR

Desde tiempos inmemoriales, los médicos siempre participaron en la toma de decisiones sobre el fin de la vida.

Actualmente es común suspender o no proseguir con tratamientos en casos específicos, aunque ello implique en la muerte. Esto se conoce como limitación del esfuerzo terapéutico.

La despenalización de la eutanasia no significa obligatoriedad absoluta; el derecho deberá asegurar los mecanismos para regular el acceso a la eutanasia de los pacientes interesados, hay que haber legalidad y transparencia en los procedimientos de los mismos.

 

ARGUMENTOS EN CONTRA

Los argumentos en contra hablan sobre la inviolabilidad de la vida humana, defienden la dignidad independientemente de las condiciones de vida o la voluntad del individuo; además, resalta las repercusiones sociales de desconfianza que la eutanasia provocaría.

La Asociación médica mundial considera contrarios a la ética y condena tanto el suicidio con ayuda médica como la eutanasia. En cambio recomienda los cuidados paliativos.

La eutanasia, aunque sea por voluntad propia o por petición de los familiares del paciente, se considera contraria a la ética. Ello no impide al médico respetar el deseo del paciente de dejar que el proceso natural de la muerte siga su curso en la fase terminal de su enfermedad.

La postura de las iglesias cristianas, a nivel mundial, es generalmente contraria a la eutanasia y al suicidio asistido.

 

CONCLUSIONES

  • La misma es una polémica social con varias posturas alrededor del mundo.
  • La misma se justifica como un gesto de compasión humanitaria, con el objetivo de evitar dolores interminables y agonizante en el paciente.
  • Dicho acto le quita el carácter de violencia e injusticia que todo atentado contra la vida conlleva.
  • Generalmente, esta avalado por una conciencia universal, sacando a los religiosos que no concuerdan con la idea de muerte digna.
  • Personalmente, avalo el empleo de la eutanasia en casos de enfermedades incurables con dolores interminables, siempre y cuando los procedimientos y tratamientos que se empleen al realizar esta técnica sean transparentes y brinden confiabilidad. Además, que los mismos estén regulados por algún ente.

Fotografía

Nuestro diario

Ingresá a leer todas las noticias en nuestro diario: Prensa Libre Online