Inicio La pobreza y desocupación en la Argentina
Array

La pobreza y desocupación en la Argentina

LA POBREZA Y LA DESOCUPACION EN LA ARGENTINA

DEFINICIONES

LA POBREZA

La pobreza es la situación socioeconómica de la población que no puede acceder o carece de los recursos para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas básicas que permiten un adecuado nivel de vida tales como la alimentación, la vivienda, la educación, la asistencia sanitaria o el acceso al agua potable. También se suelen considerar la falta de medios para poder acceder a tales recursos, como el desempleo, la falta de ingresos o un nivel bajo de los mismos. También puede ser el resultado de procesos de exclusión social, segregación social o marginación.

EL DESEMPLEO

El desempleo o desocupación hace referencia a la situación del ciudadano que carece de empleo y, por lo tanto, de salario. Por extensión es la parte de la población que estando en edad, condiciones y disposición de trabajar -población activa- carece de un puesto de trabajo. Para referirse al número de parados de la población se utiliza la tasa de desempleo por país u otro territorio.

Para que exista el desempleo se necesita que la persona desempleada desee trabajar y que acepte los salarios actuales que se están pagando en un momento dado. Las causas de esta situación son múltiples, produciendo como consecuencia distintos tipos de desempleo (cíclico, estructural, friccional y monetario).

Mediciones en la Argentina

 CANASTA BASICA ALIMENTARIA Y TOTAL

En Argentina, tradicionalmente, las mediciones oficiales de pobreza son estimadas a partir de la Encuesta Permanente de Hogares utilizando una línea de pobreza exógena a la distribución de ingresos. La línea de pobreza busca medir el nivel de ingreso mínimo para cada familia necesario para acceder a un nivel de vida “adecuado”. A los efectos de determinar un nivel de vida adecuado, se consideran dos tipos de necesidades: las necesidades alimentarias y las necesidades de otros bienes y servicios. La satisfacción de la primera se mide a través de una canasta básica alimentaria y la segunda a través de una canasta no alimentaria.

En agosto del año vigente, la Canasta Básica Alimentaria costaba 5.175,92 pesos para una familia compuesta por dos mayores y dos niños de 6 y 8 años. Ese mismo grupo familiar requirió de 12.489,37 pesos para poder adquirir la Canasta Básica Total  compuesta por alimentos, indumentaria y servicios básicos-, para no caer por debajo de la línea de pobreza.

POBREZA E INDIGENCIA ACTUAL

El Instituto Nacional de Estadística y Censos es un organismo público, de carácter técnico, que unifica y ejerce la dirección superior de todas las actividades estadísticas oficiales que se realizan en la Argentina. La producción de información estadística se realiza a través de distintos métodos de captación de datos (censos, encuestas, registros administrativos, etc.), que permiten la confección de indicadores en relación a diferentes áreas temáticas.

El INDEC informó que uno de cada tres habitantes en Argentina es pobre, y el 6,3% de la población es indigente, reanudando de esta manera la difusión de las cifras sobre pobreza e indigencia luego de tres años sin contar con datos oficiales sobre el tema. Alrededor de 8,7 millones de personas que viven en grandes centros urbanos son pobres, lo que equivale al 32,2% de la población, y, entre ellas 1,7 millones de personas son indigentes, lo que representa el 6,3 por ciento mencionado antes.

La región del Noroeste, con el 40,1%  es la que tiene mayor tasa de pobreza, seguida por la del Noreste con el 35,8% y Cuyo 35,6%.

La indigencia golpea con más fuerza en la región Pampeana, donde alcanza 7,7% y el Noroeste con el 7,6%.

La Patagonia es la zona menos afectada, ya que la pobreza tuvo allí un registro de 24% y la indigencia llegó a 3,3%.

Cabe mencionar que la última medición sobre pobreza e indigencia, realizada sobre la segunda mitad de 2013, mostraba que en el país había solo 4,7% de pobres (contra el 25,9% de la actualidad) y 1,4% de indigentes (contra el 6.3%). Este elevadísimo incremento puede ser debido a las acusaciones del gobierno anterior de haber tergiversado los números reales y no de la mala actuación de la política actual. De hecho, para fines de 2015, el Observatorio Social de la UCA estimó que la pobreza alcanzaba a 29% de la población, y la indigencia un 5,3%.

CONCLUSION

Se puede observar en este trabajo como la canasta básica alimentaria y total han ido incrementando a lo largo del tiempo, producto principalmente de la inflación y la crisis económica que incursiona el país desde hace varios años. Es por eso que al haber un aumento de inflación en el país, la cantidad de pobres y desocupados va en aumento mes a mes.

Hasta que haya un plan económico serio y sostenido en el paso del tiempo para poder atraer inversiones y así una suba de puestos de trabajo, y de a poco ir reduciendo la pobreza y la inflación.

Reservá tus vacaciones

Booking.com

Fotografía