Inicio La economía de Angola
Array

La economía de Angola

Angola tiene una población de 12.263.596 habitantes. La esperanza de vida es de 37 años. Angola posee seis grupos étnicos bien definidos, de punto de vista lingüístico, hablantes todos de la lengua bantú: Ovimbundu 37%, kimbundu 25%, Bakongo 13%, Tucokwe 13%, Vangangela 9%, Vanyaneka 5%. Cuando se considera el punto de vista del número de hablantes, es la lengua Umbundu que sobresale. Lo más importante es que todos los hablantes quieren defender su cultura preservando sus lenguas. Actualmente las lenguas bantú de Angola tienen mucho valor con la creación de la facultad de letras y ciencias sociales, muy específicamente con el departamento de Letras dónde hay los cursos de lenguas y culturas con un acento sobre Lenguas y literaturas africanas. Además, una raza mixta (entre europeos y africanos) ascienden a un 2%, una pequeña población de blancos 1%, de ascendencia portuguesa y holandesa. Portugueses representan la población más grande de origen no Angoleño, con cerca de 100.000 personas (por lo que los nativos nacidos en Angola pueden reclamar por su nacionalidad conforme a la ley portuguesa). El portugués es tanto lengua oficial como predominante. La segunda lengua de origen europeo en Angola es el Español, que constituye un 4,34% en la provincia de Moxico. El promedio de hijos por mujer es de 6,27, una de las tasas más altas del mundo, lo cual está provocando un aumento poblacional nunca visto en la historia de este pobre país, con consecuencias tanto económicas como ambientales.

La economía Angoleña se caracteriza por ser predominantemente agrícola, siendo el café, la caña de azúcar, el sisal, el maíz, el aceite de coco y el cacahuete sus principales fuentes de cultivo.

Angola es rica en minerales, especialmente en diamantes, en petróleo (principal exportador de los países africanos), en hierro, etc.

Angola también tiene importantes depósitos de cobre, plomo, fosfato, sal, el oro, plata y platino.

Importantes depósitos de petróleo habían sido descubiertos en 1996, a lo largo de Cabinda, asegurando al país su autosuficiencia.

Las principales industrias angoleñas son las de oleaginosas, cereales, carnes, el algodón, mereciendo destacar, la producción de azúcar, cerveza, cemento y la madera.

Con uno de los crecimientos económicos más rápidos del mundo, Angola está a punto de convertirse en un miembro activo de la comunidad económica mundial.

El crecimiento de los ingresos del petróleo aumentó el PIB en un 20 %.

Excluyendo el petróleo y los diamantes, se estima que la tasa de crecimiento anual fue de 14 %.

En el 2016 las importaciones en Angola cayeron un 9,10% respecto al año anterior. Las compras al exterior representan el 21,08% de su PIB, por lo que se encuentra en el puesto 29, de 189 países, del el ranking de importaciones respecto al PIB, ordenado de menor a mayor porcentaje.

Las importaciones supusieron ese año 19.560,7 millones de euros, Angola ocupa el puesto número 121 de la lista de importaciones mundiales, ordenadas de menor a mayor valor.

Ese año hubo superavit en la balanza comercial, ya que las exportaciones, cayeron pero fueron mayores que las importaciones.

Si miramos la evolución de las importaciones en Angola en los últimos años se observa que ha caído respecto a 2014, como ya hemos visto, aunque han subido respecto a 2005 cuando fueron de 6.714,1 millones de euros, que suponía un 29,58% de su PIB.

La prensa y los comentaristas internacionales no han dudado en calificar al régimen de “sistema de transmisión de dinero público a los bolsillos privados.

En mi humilde opinión considero que Angola es un país con muchos recursos para insertarse mas de lleno en la economía global, a su vez considero que es un país que no aprovecha sus recursos al máximo, poseen mas recursos que muchos países desarrollados por completo, pero por políticas económicas y sociales hace que sea uno de los países mas pobres de África, teniendo en cuenta que la mayor parte de la población no llega a obtener ni siquiera los servicios básicos.

Camila Puente

Fotografía

Nuestro diario

Ingresá a leer todas las noticias en nuestro diario: Prensa Libre Online