Inicio Estudiar y trabajar en tiempos modernos
Array

Estudiar y trabajar en tiempos modernos

A través de los años, el ser humano ha evolucionado, y de este modo ha adquirido conocimiento, capacidad y experiencia.

De esta manera, en la actualidad, las personas buscan superarse día a día, y es por eso que deciden comenzar una carrera simultáneamente con una actividad laboral.

Hay personas que debido a una necesidad monetaria, cuando finalizan sus estudios secundarios, comienzan a trabajar. Pero una vez que se encuentran en una posición económicamente estable, inician sus estudios en alguna profesión que sea de su interés.

No es una tarea fácil, pues no todos los trabajos requieren el mismo esfuerzo, pero la mayoría es de tiempo completo, y debemos acomodar los horarios para realizar ambas actividades.

Razones por la cual un joven trabaja:

Según las respuestas de algunos estudiantes a la pregunta ¿Por qué trabajan? ¿Necesidad económica, adquirir experiencia, ocio o diversión? algunos nos contestaron que:

Trabajan por necesidad ya que si bien viven con sus papás necesitan sostenerse ellos mismos ya que trabajando tienen dinero para su comida, viáticos y útiles necesarios para el estudio, además en el mismo empleo adquieren la experiencia necesaria para el futuro, algunos simplemente por ocio o diversión, ya que sus papás no les dan dinero para salidas y eso es lo que los motiva a buscar un trabajo, otros también trabajan en comercios familiares y es una manera de ayudar a sus padres.

Consecuencias en su nivel académico:

Los alumnos que únicamente estudian reflejan en sus horarios un mayor tiempo de ocio y no un porcentaje de tiempo mayor de estudio por lo que nos comentan, así que es difícil determinar si los alumnos que no trabajan le dedican mayor tiempo al estudio en comparación de los que sí lo hacen.

 

La mayoría de los alumnos que trabajan tienen un promedio similar a los que no lo hacen, a su vez en algunos casos suelen llevarse materias lo que hace alargar la cursada por encima de su duración teórica, pero a diferencia de los segundos los alumnos que trabajan y estudian tienen un mayor dominio de su tiempo y una mejor administración del mismo pero en general ya no cuentan con tiempo libre.

LA REALIDAD

Todo el mundo debería terminar la enseñanza obligatoria media. Y después, si es posible, tendrían que seguir estudiando, en la Universidad o en una Escuela superior una carrera terciaria, o bien prepararse para ejercer correctamente un oficio.

Estudiar ayuda a estar al día y a abrirse un camino seguro hacia el futuro.

Vivimos en un mundo cada vez más exigente, donde falta mano de obra calificada. Además es frecuente que los chicos que viven en zonas rurales abandonen los estudios antes que sus colegas de la ciudad. Esto está comprometiendo aún más su futuro, y el futuro de cualquier país.

Los adolescentes que reparten su tiempo entre el estudio y el trabajo, generalmente cursan el ciclo orientado – que son los tres últimos años del secundario-, y en algunos casos ya tienen una familia constituida o viven solos.

El tema ya forma parte del debate en los encuentros de directores y en las reuniones institucionales de profesores. Hay consenso en el planteo de que  estos alumnos económicamente activos, representan una población con mayor riesgo de abandono escolar y necesitan acompañamiento.

 

LOS BENEFICIOS DE ESTUDIAR Y TRABAJAR:

Inclusión anticipada en el Mercado Laboral: Al iniciar una actividad laboral, la mayoría de las veces se inicia de lo más bajo, lo cual será la mejor manera para sacarse de encima los años lo antes posible.

Dinero: Mientras tengan dinero tendrán alimentos, vestimenta y todo tipo de elementos. Cuando las personas saben que ganan su propio dinero se sienten mejor al gastar.

Libertad: Cuando poseen un trabajo obtienen libertad y confianza, ya que saben que se están solos ganándose la vida.

Experiencia: Tratar con personas, cumplir con el horario o compartir un ámbito en el trabajo brinda experiencia para la vida y estudio.

Aprendizaje externo a la carrera: Solamente para aquellos que logran adquirir un trabajo de acuerdo a lo que estudian.

LAS DESVENTAJAS

Menos tiempo para estudiar: Debido a que cumplimos un horario laboral fijo, esas horas no podrán estudiar. Hay que aprovechar cada tiempo libre.

Menos energía para estudiar: La actividad laboral requiere esfuerzo y las jornadas a veces se tornan un poco más pesadas que un día de estudio. El cansancio es un tema común.

Ritmo lento en el estudio: no se podrá hacer la misma cantidad de materias que una persona que no trabaja.

Menos tiempo libre: las actividades recreativas serán casi nulas debido al cansancio.

Disminución del Nivel: Los estudiantes que quieran hacer un nivel intensivo, en el caso de no obtener el nivel académico deseado, se sentirán presionados, ya que para esto se requiere mucho tiempo y dedicación.

Despreocupación en el estudio: A veces pensaran que pueden hacer un esfuerzo más, pero debido a que la jornada se torna algo larga y agotadora deciden desistir.

Ventajas:

  • Todos los individuos pueden aprender de manera rápida, fácil y sin conocimientos previos.
  • No es necesario ser un experto en el tema, ya que instruye como realizan la tarea los expertos.
  • Se debe aprender y ejercitar las técnicas, para que después con las prácticas adquiridas el método funcione automáticamente.

Reflexión:

Es importante  que a la hora de tomar esta decisión estemos organizados en cuanto a los horarios que elegimos y  debemos estar preparados con todas las herramientas necesarias, analizando cada detalle para lograr con éxito este objetivo.

Fotografía

Nuestro diario

Ingresá a leer todas las noticias en nuestro diario: Prensa Libre Online