Desarrollo

1347394577_0

Todo el mundo tiene que terminar la enseñanza obligatoria media. Y después, si es posible, hay que seguir estudiando, puede ser estudiar en la Universidad o en una Escuela superior una carrera terciaria, o bien prepararse para ejercer bien un oficio.

 Tanto para los chicos como para las chicas, en la sociedad actual que cambia tan deprisa, uno en seguida se queda atrás. Estudiar ayuda a estar al día y a abrirse un camino seguro hacia el futuro.

 Vivimos en un mundo cada vez más exigente, donde falta mano de obra cualificada. Además es frecuente que los chicos que viven en zonas rurales abandonen los estudios antes que sus colegas de la ciudad. Esto está comprometiendo aún más su futuro, y el futuro de cualquier país.

En las escuelas secundarias de día va en aumento el grupo de alumnos que estudian y trabajan.

Los adolescentes que reparten su tiempo entre el estudio y el trabajo, generalmente cursan el ciclo orientado – que son los tres últimos años del secundario-, y en algunos casos ya tienen una familia constituida o viven solos.
Las chicas se dedican a tareas de cuidado, como la atención de niños, ancianos o a la limpieza de casas de familia a contra turno.

Mientras, los varones hacen changas de albañilería, en talleres mecánicos, tareas como cadetes, o acompañan a sus padres en sus oficios.

El tema ya forma parte del debate en los encuentros de directores y en las reuniones institucionales de profesores. Hay consenso en el planteo de que  estos alumnos económicamente activos, representan una población con mayor riesgo de abandono escolar y necesitan acompañamiento.

Porcentaje

En la provincia, hay 90 mil jóvenes que estudian la escuela secundaria. La sobre edad alcanza al 40% del alumnado, y la deserción se instala en 25%.
Según números del Plan Progresar -que promueve la terminalidad de los estudios y la capacitación- hay 50 mil jóvenes que no estudian ni trabajan, o no tienen una ocupación formal, en Misiones.

 ACTUALIDAD

Datos del  Ministerio de Educación de la Nación muestran que a nivel país, el 15% de los jóvenes de 15 a 24 años, no estudia ni trabaja, esta problemática es más extendida en las mujeres.

Para los adolescentes comprendidos entre 14 y 17 años resulta difícil conciliar el trabajo con la asistencia regular a la enseñanza media y se registra una amplia gama de situaciones, desde el bajo rendimiento educativo hasta el fracaso y la deserción temprana del circuito escolar dada la extensión horaria que tienen las jornadas laborales. Los jóvenes de sectores menos favorecidos deben esforzarse el doble para acceder a su capacitación laboral, invertir ingresos propios para capacitarse específicamente en tanto aspiran a inserciones inmediatas en el mercado de trabajo o a mejoras en su situación laboral. Por lo tanto transitan por situaciones de grandes desventajas en el uso de las oportunidades educativas. Solo una minoría dedica este período de su vida a formarse.

Es relevante la marginación por exclusión temprana, antes de que las habilidades básicas se hayan consolidado, y la marginación por inclusión, permaneciendo en el sistema formal sin lograr acceder y entrenarse en la adquisición de esas habilidades

El trabajo en los universitarios retoma contextos históricos en los que, si se analiza con detalle, podremos encontrar que el combinar el trabajo y los estudios se ha venido dando desde tiempo atrás;
Las cifras de estudiantes que laboran incrementan con respecto a su edad, los universitarios son quienes tienen que practicar las dos cosas a la vez. Y me pregunto ¿Es muy difícil estudiar y trabajar al mismo tiempo?, ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de ser un estudiante envuelto en el mundo laboral?, las respuestas no son sencillas pues como en todas las cosas, hay puntos buenos y malos; a favor o en contra.

Ser estudiante implica una gran responsabilidad, así como ser un trabajador también conlleva grandes compromisos, el estudiante que trabaja en una empresa se permite: ver realidades empresariales diferentes, está en contacto con la realidad laboral, se hace consiente del mundo  que lo conlleva a distinguir las relaciones laborales y las personales, por lo que adquiere facilidad para relacionarse con sus compañeros o la sociedad en general.

Pero ser estudiante y trabajador al mismo tiempo puede ser estresante pues implica tener muchas responsabilidades como; tareas, horarios, desvelos, desórdenes alimenticios, además de ser estudiante y trabajador no puedes olvidar que tienes una vida. En esta misión tan importante los jóvenes desarrollan capacidades extraordinarias muy benéficas como: gestionar el tiempo para poder trabajar, estudiar y disfrutar de algún tiempo libre, planificar sus actividades… Laborar y realizar tareas rutinarias como sujetarse a los mandatos de un jefe y cumplir con el horario tanto de un lugar como de otro, te hace adquirir disciplina la cual es otra ventaja que envuelve al estudiante.

La vida de un estudiante-trabajador permite al joven ya sea de secundaria, medio superior, o superior, contar con un ingreso económico sinónimo de libertad e independencia, ayudando al individuo a prepararse para una vida  independiente.

Cuando el universitario trabaja en un ambiente que le permite desenvolverse con respecto a la profesión para la que se está formando, es una buena referencia que observan las empresas pues en la mayoría de casos valoran más a un egresado con experiencia que a otro que no la tiene, las empresas ven a los practicantes como futuros profesionales candidatos a la incorporación de sus planillas laborales.

 CONCLUSIÓN

Estudiar y trabajar es un tema complicado, al cual se le tiene que buscar el lado bueno, lo querramos o no es algo que al final de todo deja buenos resultados Pienso que las personas que se esfuerzan para tener un trabajo básico y a la vez solventar sus estudios son  la clase de persona que realmente valoran su trabajo, son  las que en base de lucha y esfuerzo pudieron decir “me costo pero lo logre” ya que trabajar para sobrevivir y al mismo tiempo pagar tus estudios es algo difícil pero no imposible.

 

1 Comentario

  1. Me encantó .. muy buena nota… es una tarea pesada sobrellevar esta situación de trabajar y estudiar… creo k es importante aprovechar los tiempos, de esta manera talvez se pueda reducir los tiempos superpuestos de estas actividades

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here