Aceite de oliva

La historia del aceite de oliva se desarrolla en la cultura mediterránea, con la evolución de la agricultura. El aceite de oliva provienen de la aceituna fruto proveniente del olivo, una de las primera plantas cultivadas. El origen del cultivo de los olivos es incierto, por otro lado se piensa que en la edad del Cobre (400 a.c), Oriente. El primer cultivo de aceite de oliva se desarrolla, por lo tanto, en una región entre Palestina, Creta y Egipto. Con el transcurrir del tiempo el aceite de oliva se convierte en una sustancia de capital importancia en la Grecia antigua. Existen testimonios de cultivo de olivos dados en el siglo xlv a.c en el área de Micena. La importancia de este cultivo de certifica en cantidades de citas literarias así también con la presencia del olivo en la mitología.

Hoy en día la mayor parte de la producción así como de consumo del aceite de oliva se da en el área mediterránea, también tuvo gran influencia en América latina. La unión Europea produce el 80% del aceite de oliva mundial, todo gracias a 2.5 millones de olivicultores.

El uso del aceite de oliva ha marcado un estilo de cocina propia denominado “mediterráneo” que se combinan varios estilos culinarios de los países de Europa  meridional, estos estilos de cocina han sido exportados e introducidos a países de todo el mundo.

Los usos que le han dado son incontables no solamente se dan en la cocina sino que también tanto para cosmética,medicina , perfumes, medicina, iluminación, etc.

En las ultimas décadas del siglo XX, varios estudios han comprobado los beneficios nutricionales del aceite de oliva y confirman que el consumo de este aceite ayuda a la prevención de aterosclerosis, protegiendo así de enfermedades cardiovasculares, este beneficio es uno dentro de los tantos que tiene el consumo de aceite de oliva, a continuación se detallan los mas importantes:

Beneficios de aceite de oliva para la salud:

Previene enfermedades cardivasculares : los ácidos grasos presentes en el aceite de oliva virgen, especialmente en el ácido oleico, contribuyen a reducir niveles de colesterol LDL (colesterol malo) mientras aumenta el nivel de colesterol HDL, o colesterol bueno, mejora la circulación sanguínea y disminuye presión arterial.

Favorece la función digestiva y disminuye la secreción ácida gástrica, protegiendo frente a las enfermedades gastrointestinales.

Ayuda a combatir el estreñimiento, dado a su efecto laxante, y mejora la absorción intestinal de los nutrientes.

Disminuye la incidencia de complicaciones en los pacientes con diabetes, se les recomienda una dieta mediterránea y el consumo de ácidos grasos mono instaurados sobre todo ácido oleico.

Contribuye a una correcta mineralizacion de los huesos, y a su desarrollo. Es, pues, muy importante, que este presente en la dieta de los niños durante el crecimiento, y también en la edad adulta para limitar la perdida de calcio que se produce durante el envejecimiento, y que puede desembocar en patologías como la osteoporosis.

Desarrolla un papel protector frente al estrés oxidativo celular por sus gran contenido de antioxidantes fenolicos como la vitamina E.

Aumenta la longevidad, al reducir muertes por enfermedades cardiovasculares y cáncer. Los resultados obtenidos de varios estudios científicos han demostrados una disminución de varios tipos de cáncer en países mediterráneos (los principales consumidores de aceite de oliva) en comparación con países del Norte de Europa y Estados Unidos donde el consumo principal es la carne vacuna.

1 Comentario

Dejar respuesta