La Tuberculosis, “TB”

Se denomina así a una enfermedad de tipo infecciosa, provocada por una bacteria conocida como Mycobacterium Tuberculosis que puede afectar diversas partes del cuerpo, pero los casos más frecuentes son cuando ésta afecta a los pulmones.

En la mayoría de dichas infecciones, no se suelen presentar síntomas; éstas son conocidas como “Tuberculosis Latente”.
El 10% de las infecciones latentes se convierten en una enfermedad activa que, si no se busca un tratamiento, es capaz de matar a la mitad de las personas infectadas.

Los síntomas de la Tuberculosis activa son una tos crónica que puede contener sangre, fiebre, sudores nocturnos, y pérdida de peso. La infección en otros órganos puede provocar una gran variedad de síntomas.

¿Cómo se propaga?

La Tuberculosis puede ser transmitida por aire, cuando las personas que tienen TB activa en los pulmones tosen, escupen, hablan o estornudan. Las personas que portan la TB latente no transmiten la enfermedad.

También las personas con sistemas inmunes comprometidos, como las personas que viven con el VIH, la desnutrición o la diabetes, o las personas que usan tabaco, tienen un riesgo mucho mayor de enfermarse.

¿Cómo es tratado?

Desde el año 2000, se han salvado 53 millones de vidas mediante un diagnóstico y tratamiento efectivos.
La prevención de la TB implica el cribado de aquellos en alto riesgo, la detección temprana y el tratamiento de casos, y la vacunación con la vacuna de bacilo Calmette-Guérin (BCG).

El tratamiento requiere el uso de múltiples antibióticos durante un largo período de tiempo. La enfermedad de TB activa y sensible a los medicamentos se trata con un ciclo estándar de 6 medicamentos antimicrobianos de 6 meses que se proporciona con información, supervisión y apoyo al paciente por parte de un trabajador de la salud o un voluntario capacitado.

Noticia sobre el tema.

Vaishnavi Chandrashekhar en Mumbai.

Jueves 26 de Abril del 2018.

En una calurosa tarde de verano las ventanas del hogar de la familia Sheikh permanecen firmemente cerradas. Samira, una niña de quince años de edad, está convaleciente después de una tuberculosis y necesita aire fresco. La misma dice que mantiene las ventanas de su apartamento del segundo piso cerrado debido a los mosquitos, los malos olores de las tuberías con fugas y la falta de privacidad; el siguiente bloque de viviendas está a solo tres metros de distancia.
El vecindario de Samira en Govandi-Mankhurd estuvo una vez en las afueras de Mumbai, lo suficientemente lejos como para llevar plantas de fertilizantes, refinerías y un basurero. Hoy en día, el área es uno de los suburbios más populosos, pobres y desatendidos de la ciudad. Aquí es donde las autoridades han reasentado, en grandes proyectos de viviendas, habitantes de otras partes de la ciudad cuyas viviendas humildes, fueron despejadas para nuevas carreteras.

Si bien estos complejos de viviendas públicas de varias plantas ofrecen un refugio vital para las familias pobres, un nuevo estudio ha encontrado varios niveles de Tuberculosis debido a la mala ventilación y la sobrepoblación en algunos bloques de viviendas.

Los estudios confirman lo que la gente había sospechado, que las condiciones de vida en los bloques de restauración a veces son un poco mejores que en las barridas donde fueron reemplazados.

Las casas están planeadas de tal manera que van a provocar enfermedades, dice el Doctor Ravikant Singh de la ONG médica que dirigió el estudio. “Están literalmente diseñados para la muerte”

El informe, que estudió tres proyectos de viviendas a través de encuestas y experimentos de modelado, encontró que el 8 o 10% de los residentes en los complejos más densos, menos llenos de luz y peor ventilados, tenían Tuberculosis, en comparación con el 1% de los residentes de un proyecto mejor ventilado. Incluso dentro de un edificio, el riesgo de TB disminuyó en pisos más altos y aireados.

El informe financiado por el gobierno culpó a la relajación de las normas de construcción para los proyectos de realojamiento de barrios marginales. El resultado: demasiadas personas en edificios apilados demasiado juntos, con ventanas mal diseñadas que los residentes mantienen cerradas, y los pisos inferiores con poca luz natural y poca circulación de aire.

NOTA: En ésta noticia vemos un claro ejemplo, que éste tipo de enfermedad acompañado de otras diversas, pueden aparecer mediante las pésimas instalaciones de salubridad. Sin cumplir las normas establecidas como por ejemplo las normas de construcción, con sus especificaciones de iluminación y ventilación natural, que son tan importantes para el bienestar del individuo. Está confirmado que la luz natural de las mañanas es necesaria para erradicar microorganismos que se generan dentro de los locales, y que la ventilación ayuda a sacar agentes contaminantes al exterior, a hacerlos circular y que éstos no permanezcan dentro del ambiente.

Fuentes:

 https://www.theguardian.com/cities/2018/apr/26/mumbai-housing-blocks-breeding-tuberculosis-deathCities

http://www.who.int/features/qa/08/en/

https://en.wikipedia.org/wiki/Tuberculosis

Dejar respuesta