Biología

Profesora: Dulce Montero

Alumna: Reina Isabel Gomez

Las bacterias

Estructura y fisiología de las bacterias

Son seres generalmente unicelulares que pertenecen al grupo de los protistos  (Reino al que pertenecen los organismos eucariotas unicelulares o pluricelulares muy sencillos sin tejidos diferenciados) inferiores. Son células de tamaño variable. Las bacterias tienen una estructura menos compleja que la de las células de los organismos superiores: son células procariotas (su núcleo está formado por un único cromosoma y carecen de membrana nuclear). Igualmente son muy diferentes a los virus, que no pueden desarrollarse más dentro de las células que sólo contienen un ácido nucleico.

Las bacterias juegan un papel fundamental en la naturaleza y en el hombre: la presencia de una flora bacteriana normal es indispensable, aunque son gérmenes son patógenos, permiten desarrollar importantes progresos en la investigación, en fisiología celular y en genética. El examen microscópico de las bacterias no permite identificarlas, ya que existen pocos tipos morfológicos, cocos (esféricos), bacilos (bastón), espirilos (espiras). El estudio mediante la microscopia óptica y electrónica de las bacterias revela la estructura de éstas.

Estructuras internas

  • El núcleo lleva el material genético de la bacteria; está formado por un único filamento de ácido desoxirribonucleico (ADN) apelotonado y que mide cerca de 1 mm de longitud (1000 veces el tamaño de la bacteria).
  • Los ribosomas son elementos granulosos que se hallan contenidos en el citoplasma bacteriano; esencialmente compuestos por ácido ribonucleico, desempeñan un papel principal en la síntesis proteica.
  • El citoplasma, contiene inclusiones de reserva.

La división celular bacteriana

La síntesis de la pared, el crecimiento bacteriano y la duplicación del ADN regulan la división celular. La bacteria da lugar a dos células hijas. La división empieza en el centro de la bacteria por una invaginación de la membrana citoplasmática que da origen a la formación de un septo o tabique transversal. La separación de las dos células va acompañada de la segregación en cada una de ellas de uno de los dos genomas que proviene de la duplicación del ADN materno.

Nutrición y crecimiento bacterianos

Según la fuente de carbono que utilizan, los seres vivos se dividen en autótrofos, cuya principal fuente de carbono es el CO2, y heterótrofos cuando su fuente de carbono es materia orgánica.

Por otra parte según la fuente de energía, los seres vivos pueden ser fototrofos, cuya principal fuente de energía es la luz, y los organismos quimiotrofos, cuya fuente de energía es un compuesto químico que se oxida.

  • Las bacterias fotoautótrofas, utilizan la luz como fuente de energía y el CO2 como fuente de carbono. Bacterias purpureas.
  • Las bacterias fotoheterótrofas, utilizan la luz como fuente de energía y biomoléculas como fuente de carbono. Ejemplos como Rodospirillum y Cloroflexus.

Clasificación de las bacterias

La identificación de las bacterias es tanto más precisa cuanto mayor es el número de criterios utilizados, se realiza a base de modelos, agrupados en familias y especies en la clasificación bacteriológica. Las bacterias se reúnen en 11 órdenes:

  • Las eubacteriales, esféricas o bacilares, que comprenden casi todas las bacterias patógenas y las formas fotótrofas.
  • Las pseudomonadales, orden dividido en 10 familias entre las que cabe citar las Pseudomonae y las Spirillacae.
  • Las espiroquetales (treponemas, leptospiras).
  • Las actinomicetales (micobacterias, actinomicetes).
  • Las rickettsiales.
  • Las micoplasmales.
  • Las clamidobacteriales.
  • Las hifomicrobiales.
  • Las beggiatoales.
  • Las cariofanales.
  • Las mixobacteriales.

Relaciones entre la bacteria y su huésped

Ciertas bacterias viven independientes e otros seres vivos. Otras son parásitas. Pueden vivir en simbiosis con su huésped ayudándose mutuamente o como comensales (sin beneficio). Pueden ser patógenas, es decir, vivir de su huésped.

A estas agresiones microbianas, el organismo opone reacciones defensivas ligadas a procesos de inmunidad, mientras que el conflicto huésped-bacteria se traduce por manifestaciones clínicas y biológicas de la enfermedad infecciosa.

Importancia de las bacterias

Existen bacterias en todos los sitios. Aunque las bacterias patógenas parecen ser las más preocupantes, su importancia en la naturaleza es ciertamente menor. El papel de las bacterias no patógenas es fundamental. Intervienen en el ciclo del nitrógeno y del carbono, así como en los metabolismos del azufre, del fósforo y del hierro. Las bacterias de los suelos y de las aguas son indispensables para el equilibrio biológico, intervienen en la síntesis de vitaminas y de antibióticos.

Hábitat de las bacterias

Las bacterias viven en todo tipo de medio, en el agua, en la tierra y en los seres vivos. En esta última casa pueden tener efectos beneficiosos para el organismo en el que se encuentran, como sucede por ejemplo con unas bacterias del intestino del hombre, que producen una sustancia muy importante la vitamina K.

En nuestra boca existen bacterias que ocasionan la aparición de la caries dental, ya que transforman los azúcares del alimento en ácidos mediante un proceso denominado fermentación.

Las insignificantes bacterias han producido grandes epidemias a lo largo de la historia, como es el caso de la peste o del cólera. Pero también son responsables de enfermedades muy comunes entre nosotros como lo son el catarro o las anginas.

Dejar respuesta