Introducción:

A continuación iremos viendo los diferentes y posibles riesgos laborales, junto a las prevenciones que se pueden observar dentro del lugar de trabajo, en este caso la cocina

Riesgos laborales:

Tipos de riesgos que pueden ocurrir en la cocina.

Cortes:
El uso de cuchillos, tijeras y otros utensilios de cocina durante la preparación y elaboración de las comidas puede producir cortes y heridas.

Quemaduras:
Durante la utilización de los hornos, fogones y freidoras se pueden producir salpicaduras de agua hirviendo y aceite, o derrames del contenido de las ollas, originando así las quemaduras.

Caídas, golpes o choques:
El desorden, la suciedad, la posible presencia de objetos fuera de su sitio y de sustancias resbaladizas en el suelo pueden ser causa de resbalones, caídas o choques

Contactos eléctricos:
La utilización en la cocina de equipos eléctricos como las picadoras, freidoras, batidoras, o cualquier otro elemento eléctrico puede representar un riesgo de contacto eléctrico

Manipulación de productos químicos:
En las cocinas pueden emplearse productos de limpieza que algunos de ellos contienen sustancias químicas que pueden producir intoxicaciones o eczemas en la piel, entre otros, si no se manipulan de forma adecuada.

Riesgos biológicos:
En el caso del riesgo biológico, el personal de cocina no sólo debe aplicar las normas de seguridad para evitar la exposición a posibles microorganismos, sino para prevenir que ellos mismos puedan transmitir infecciones.

Exposiciones a temperaturas extremas:
En las inmediaciones de los fogones, hornos o lavavajillas las temperaturas suelen ser elevadas. Al mismo tiempo, en el interior de las cámaras frigoríficas o congeladores puedes exponerte a temperaturas muy bajas.

Lesiones ergonómicas en las tareas a realizar:
Algunas de las tareas realizadas por el personal de cocina y restauración pueden implicar posturas de trabajo forzadas, la aplicación de fuerzas manuales o la repetición de movimientos

Prevenciones

Medidas de prevenciones de los riesgos laborales.

Cortes:
* Utiliza siempre cuchillos perfectamente afilados y con mangos antideslizantes.
* Realiza el recorrido de corte en dirección contraria al cuerpo
*Utiliza siempre los empujadores y los resguardos durante el uso de las picadoras y las cortadoras de carne y embutidos. No introduzcas jamás los alimentos directamente con las manos.
*Desconecta los equipos de la corriente para su limpieza, en caso de atasco o una vez finalizada la operación.

Quemaduras:
*Utiliza manoplas o guantes de protección contra contactos térmicos

Caídas, golpes o choques:
*No coloques los diferentes utensilios de cocina en el borde de las mesas de trabajo o encimeras.
*Recoge inmediatamente cualquier desperdicio de comida que caiga al suelo, salpicadura de aceite o derrame de líquidos.
*Utiliza calzado que sujete bien el pie y provisto de suela antideslizante.

Contactos eléctricos:
*Desconecta los equipos eléctricos de la red antes de limpiarlos.
*No limpies con trapos húmedos, líquidos o sprays un equipo que no se encuentre desconectado de la corriente.
*Evita pasar trapos mojados o fregonas sobre enchufes conectados.
*No manipules interruptores de luz, enchufes, ni aparatos eléctricos con las manos mojadas.

Manipulación de productos químicos:
Etiquetas:Antes de manipular cualquier producto de limpieza lee su etiqueta. En ella encontrarás información de los riesgos y medidas preventivas que se deben adoptar al manipular dicho producto. Puedes encontrar información más detallada en la Ficha de Datos de Seguridad del producto. Sigue siempre las indicaciones del fabricante
Envases: Siempre que sea posible conservar los productos de limpieza en sus envases originales o en envases homologados a tal efecto, manteniéndolos siempre bien
Mezclas: Utiliza los productos de limpieza de uno en uno y no los mezcles, salvo que el fabricante lo indique. Nunca mezcles lejía con amoníaco, ni con productos ácidos.
Ventilación: Los productos de limpieza que son tóxicos por inhalación deben manipularse en lugares bien ventilados, si es necesario abre las ventanas. En caso contrario, y cuando se trate de productos etiquetados como peligrosos, deberás utilizar mascarilla.
Guantes: Utiliza guantes de goma, que dispongan de la certificación CE, para manipular productos irritantes o corrosivos.No intentes aflojar o quitar el tapón del envase con la boca.
Higiene: No bebas o comas mientras manipulas productos de limpieza. Lavarse bien las manos después de utilizar los productos, aunque hayas utilizado guantes. Derrames: Recoger el derrame con materiales absorbentes,no emplees serrín para absorber líquidos inflamables, ni trapos o papel para recoger productos corrosivos.

Riesgos biológicos:
*Limpia y desinfecta con regularidad las zonas de trabajo.
*Elimina los desechos en los contenedores correspondientes.
*Mantén un grado elevado de aseo personal. Emplea la ropa de trabajo, guantes y gorros cubrecabezas, cuando proceda
*No trabajes nunca con heridas abiertas, cubre los cortes y heridas con vendajes impermeables
*Evita comer y toser encima de los alimentos.

Exposiciones a temperaturas extremas:
*Medidas para el calor:
*Activa las campanas extractoras cuando realices trabajos en los fogones u hornos. Limpia a menudo dichas campanas.
*Emplea los equipos de climatización, si existen, o bien abre las ventanas cuando sea posible para ventilar.
*Procura beber agua frecuentemente para evitar la deshidratación.
*En la medida de lo posible, organiza el trabajo de manera que alternes tareas de mayor ritmo o esfuerzo físico con otras más ligeras.
*Cámaras frigoríficas:
*Utiliza ropa de protección individual contra el frío cuando debas realizar operaciones durante un cierto periodo de tiempo en el interior de las cámaras frigoríficas o congeladores. Permanece el tiempo estrictamente necesario en el interior de la cámara y aplica las medidas preventivas definidas por el centro.

Dejar respuesta