INFRACCION ADUANERAS

 

Voy a pasar a detallar las infracciones mas comunes.

Faltante o sobrante a la descarga. Especialmeente en la importación, ya sea por errores del proveedor o por contratiempos en el transporte como trasbordos e cambios climáticos en altamar, se incrementa el riesgo de recibir mercadería que no es la esperada o bien con daños o faltantes, con lo cual conviene que al arribo se constate no sólo el estado de los bultos sino de los precintos.

Cualquier diferencia o sospecha de apertura o daño torna aconsejable realizar la “toma de contenido” de la mercadería, procedimiento aduanero que permite, dentro de los 10 días del arribo de la mercadería, declarar que se ignora todas o algunas de las condiciones de la misma y proceder a su revisación a fin de comprometer una declaración aduanera correcta.

Declaración inexacta. Cualquier declaración inexacta tanto del despachante como del importador/exportador, corre serio riesgo de ser detectada por el servicio aduanero, ya sea durante la verificación o luego, gracias a los controles informáticos y porque la prescripción de la acción del fisco es de 5 años, revisando las facturas de la venta de mercadería.

La consecuencia de una declaración inexacta tipificada en el artículo 954 del Código aduanero  es el inicio de un sumario aduanero cuya resolución puede demandar años.

No sólo eso, sino que hasta tanto se notifique la apertura del sumario, la mercadería quedará detenida acumulando muchos ccostos en el depósito fiscal o la terminal portuaria.

Una vez notificado, el operador puede optar por allanarse al pago de la multa mínima sin registro del antecedente o bien presentar defensa, en cuyo caso la aduana exigirá el pago  de una garantía para poder liberar la mercadería, cuyo importe será por el máximo de la multa, o del valor de la mercadería, como máximo.

En las últimas semanas se ha permitido garantizar con seguro de caución el importe de la multa, facilitando la decisión de defensa por parte de los operadores.

Infracciones formales. En el Código Aduanero existen dos artículos que penalizan acciones como suministrar informes inexactos o falsos, entorpecer la acción del servicio aduanero o transgredir deberes que no tuvieren prevista una sanción específica y eso hubiere podido afectar el control aduanero.

Claramente es una especie de cerrojo legal que en ciertos casos es utilizado donde el legislador no lo previó.

Falta de identificación de mercaderías. La operación de importación no termina una vez liberada la carga. Una infracción usual cometida por los importadores cuya penalidad es extremadamente gravosa consiste en haber transferido o tener en poder con fines comerciales o industriales mercadería de origen extranjero que no cuente aplicado los medios de identificación que para ello hubiere establecido la AFIP (por ejemplo estampillas) o cuando el tenedor no probare que aquella fue librada lícitamente a plaza, aplicando en estos casos una multa de hasta 5 veces su valor en plaza.

Es usual ver casos que desconocen la vigencia del Decreto 4531/65 que dispone que toda operación comercial con mercaderías de origen extranjero deba efectuarse mediante el otorgamiento de una factura, recibo, remito o similar donde conste el número completo del despacho de importación.

 

Conclusión final.

Estudiando el comercio exterior argentino voy deduciendo  su dinamismo y complejidad, sobre todo al momento de planificar cada operación y luego ejecutarla, pero también para transmitir  los costos que cualquier desvío puede tener en el resultado final. Planificar la operación, clasificar la mercadería, tramitar las intervenciones requeridas, revisar a tiempo la documentación del despacho, gestionar adecuadamente cada paso y reunirse de especialistas son sólo algunas de las claves para que los resultados sean los esperados.

Dejar respuesta